El talante power pop de Tacosanto

El talante power pop de Tacosanto

Desde Mallorca llega Tacosanto, un power trio con actitud pop y honestidad rock.

Con el paso del tiempo he llegado a decidir que la pasión por las listas que recopilan «lo mejor» de cualquier campo es una especie de sarampión que ha de ser superado. Exagero, por supuesto, pero sí pienso que dichas listas son herramientas de uso limitado que han de emplearse como meras ayudas y no como el marco teórico exclusivo en el que acomodemos nuestra percepción de la música. Las listas de lo mejor del año —audazmente ausentes de estas páginas, por otra parte— resultan especialmente restrictivas, con su tendencia a funcionar como unas anteojeras que nos impiden mirar hacia los lados y no digamos hacia atrás. Como si, dejando de lado la omnipresente nostalgia, la única dirección válida fuera hacia delante so pena de ser considerados unos carrozas, viejunos, pollaviejas o cualquier término de moda para referirse a quienes supuestamente se hallan anclados al pasado.

Prácticamente todas las listas que incluyen lo supuestamente mejor de 2017 ya se han cerrado a estas alturas. Pero ello no quiere decir que debamos dar el pasado año por completamente amortizado, puesto que aún queda un buen número de lanzamientos a los que apenas se ha prestado atención. Así, casi por casualidad me he topado con el primer EP de un grupo mallorquín con el inaudito nombre de Tacosanto. Esta banda emplea el consabido esquema de power trio para plasmar una propuesta no tan escorada hacia el rock clásico como pudiera parecer en una primera escucha de Tacosanto (autoeditado, 2017). Los primeros acordes de «Hablaré de ti» remiten inevitablemente a Oasis aunque el EP en general abunda en guiños a los grupos del lado más rockero de lo que entonces se llamó britpop, como Ash o Dodgy. Tacosanto se muestra así como una banda influenciada primariamente por sonidos de corte más bien noventero, aunque en su EP homónimo también haya espacio para canciones como el divertimento hard rock de menos de un minuto titulado «La canción del Jedi», que viene a ser casi una versión no declarada de «Ace of Spades» de Motörhead. Con todo, mi tema preferido ha resultado ser «La raíz», que pone fin al disco dejando un agradable regusto al mejor power pop.

Politólogo a mi pesar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies.    Ver