La cárcel de los raperos

La cárcel de los raperos

Hace poco bromeaba con un amigo acerca de que el grupo X1 iba a terminar en la «cárcel de los raperos» por la letra de la canción Y2. El concepto de «cárcel de los raperos» nos hacía mucha gracia entonces, ahora no la tiene. Ni pizca.

Hoy desayunábamos con la siguiente noticia: «El Supremo confirma que el rapero Valtonyc irá tres años y medio a la cárcel por sus canciones», así, sin un café en el cuerpo ni nada, sin un Tribunal Supremo que imparta auténtica justicia y con unos jueces que parecen más escandalizados por las letras de algunos raperos que por la existencia de políticos corruptos.

Sin entrar en valoraciones acerca del buen gusto de las letras y, más allá de lo acertado o no de la mayoría de ellas, hablamos simplemente de canciones, de ficciones hechas con el único objetivo de incomodar al poder establecido —recordemos que sus letras no versan acerca de ninguna minoría oprimida— y es este poder el que reacciona de una forma total y absolutamente desproporcionada, condenando al autor a tres años y medio de prisión.

El mensaje es claro: no protestes, no saques los pies del tiesto, no molestes a los de arriba porque si lo haces arruinaremos tu vida. No importa que lo que digas sean hechos «reales» como la punible frase «el rey Borbón y sus movidas no sé si era cazando elefantes o iba de putas…». El propio rey pidió perdón por estar de caza —de elefantes, sí— mientras medio país sufría los efectos más devastadores de la crisis y hace poco salió a la luz la «divertida anécdota» en la que uno de sus guardaespaldas tiraba por la borda de su yate a una de sus múltiples amantes para que la reina no le pillara in flagranti delicto. Nada de eso importa. Tú, súbdito desagradecido. Tú, ciudadano estafado por políticas nefastas cuando no criminales. Tú, usuario de unos servicios públicos cada día más degradados. Tú, tú no tienes derecho a molestar.

_________
1 y 2: Nos reservamos tanto el dato del gupo como la canción a la que nos referimos para no poner a nadie en aprietos.

Ilustro, diseño, fotografío, escribo pero no cocino… Bajista en curso.

Programo conciertos en Proyecto Waikiki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola