Nada puede matar a Labs Trapp

Nada puede matar a Labs Trapp

Nos enfrentamos a Héroes (Nadir), el segundo capítulo de una obra inspirada por la figura de David Bowie y concebida por los toledanos Labs Trapp como un único álbum publicado en dos partes.

Tras una exitosa campaña de crowdfunding finalmente hemos podido escuchar Héroes (Nadir) (autoeditado, 2018), grabado en los Black Noise Studios y producido por Diego Arroyo y Carlos Mora. Este disco es ya el cuarto trabajo de Labs Trapp y el segundo volumen de un díptico que llega tras su predecesor Héroes (Zénit) (autoeditado, 2017). La propia banda ha llegado a confesar que poseía tanto la intención como la energía necesaria para publicar un álbum, aunque el carácter autogestionado y absolutamente independiente de su proyecto ha forzado esta fragmentación. Pero lejos de resultar algo negativo, la división de una obra como Héroes en dos discos más breves presenta algunas ventajas: desde permitir el crecimiento de la banda durante el proceso de grabación hasta la posibilidad de realizar cambios en su formación, como ha mostrado la incorporación de Leire a la batería. Así, mientras el álbum que Héroes hubiera podido ser nos habría mostrado un momento determinado de la trayectoria de Labs Trapp con la perfección —y el estatismo— de un insecto atrapado en ámbar, la duología en que finalmente se ha convertido nos ha permitido asistir al crecimiento de la propuesta musical del grupo, al tiempo que recorríamos junto a ellos una parte de su camino.

Precisamente es esta división de Héroes en dos trabajos no del todo diferenciados lo que ha permitido que se produzca una cierta evolución entre su primera entrega (Zénit) y esta segunda que hoy nos ocupa (Nadir), dotada de un sonido más endurecido. El carácter primariamente rockero y el derroche melódico continúan siendo los principales elementos definitorios junto a la expresiva voz de Javi, si bien los sonidos de las guitarras exhiben ahora una inclinación más acusada hacia el metal. Esta tendencia siempre estuvo presente pero es ahora cuando ha abandonado su estado latente para llegar adquirir un carácter dominante por momentos, como en una «Perronegro» definida en buena medida por la distorsión guitarrera y los golpes en la campana del ride. «La herida» y «Huracán» fueron las canciones escogidas para como adelantos de este Héroes (Nadir) y son probablemente las que mejor capturan el espíritu del EP. No obstante, he de reconocer que siento mayor debilidad por la primera y, muy especialmente por la delicadeza de «Los raros», con sus melodías a varias voces y el delicado minimalismo aportado por el piano eléctrico que, tras el proverbial crescendo, desemboca en un punto y final apropiadamente intenso.

Labs Trapp se hallan en el tramo final de una pequeña gira de presentación de Héroes (Nadir) en la que todavía quedan algunas fechas pendientes:

  • Numancia de la Sagra (Toledo): 6 de abril en La Sagra.
  • Toledo: 7 de abril en Los Clásicos + Perdido Godot.
  • Logroño: 26 de mayo en Biribay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *