Lanzadera #5: La Plata + Vulk

Lanzadera #5: La Plata + Vulk

El pasado fin de semana acudimos a la Sala El Sol para presenciar la actuación de La Plata, grupo de moda y actual pasajero de nuestra Lanzadera. Y, en absoluto simples comparsas, Vulk demostraron ser unos excelentes compañeros de viaje.

Fotografía: Eva Sanabria

Con la absurda incertidumbre que suele caracterizar a este tipo de eventos disipada gracias a la publicación de los horarios, el pasado sábado 21 de abril opté por llegar a la Sala El Sol de Madrid a unas razonables 22:00 horas. Tras hacerme con algún refrigerio líquido me dispuse a tomar posesión de una pequeña parcela cercana al escenario, sin apenas percatarme de su reciente ampliación hasta que la velada estuvo a punto de comenzar.

Los primeros en salir a escena fueron los componentes de Vulk. Pese a haber escuchado Beat Kamerlanden (Elsa Records, 2017) con cierta desgana, he de admitir que en directo la banda gana en matices y personalidad. Así, tras un tema introductorio seguido de un escueto «hola», los bilbaínos se lanzaron a ofrecernos su estelar «Something Internal». A partir de ahí el concierto mantuvo un soberbio nivel y el grupo defendió con solvencia una propuesta de carácter más post-punk de lo que había percibido en su álbum de debut. A pesar de caer en algún «joydivisionismo» más bien gratuito la actuación de Vulk fue sensacional, gracias en buena medida al mensurado histrionismo del vocalista Andoni. Hubo que esperar hasta la mitad del concierto para escuchar «Behiaren begirada», sencillo de adelanto de su próximo álbum e interpretada en euskera frente al inglés imperante en el resto de su repertorio. Y, por supuesto, «Brazil» se reservó para el final, con Andoni añadiendo el sonido de una maraca a una batería en la que por una vez predominaba el charles sobre los timbales. En definitiva, la actuación en directo de Vulk ha sido una de esas ocasiones en que un concierto motiva que revise mi opinión sobre una banda y me enfrente a su obra desde una nueva perspectiva: la inminente publicación de Ground for Dogs no hará sino facilitar esta tarea.

Vulk - Fotografía: Eva Sanabria
Vulk – Fotografía: Eva Sanabria
Vulk - Fotografía: Eva Sanabria
Vulk – Fotografía: Eva Sanabria
Vulk - Fotografía: Eva Sanabria
Vulk – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Y por fin llegó el turno de La Plata, la principal causa de que los presentes nos hubiéramos congregado en la Sala El Sol aquella noche. Curiosamente, no encuentro demasiado que contar sobre una actuación a piñón fijo, que se sintió aún más breve de lo que en realidad fue y que discurrió a máxima velocidad desde sus primeros momentos. Tanto, que la banda no se permitió un respiro hasta después de haber tocado cinco canciones: lo que vendría a ser la cara A de Desorden (Sonido Muchacho, 2018). Justo después de «Tu cama» la banda hizo una breve pausa que duró lo suficiente para que el cantante y guitarrista Diego bebiera agua, saludara al público y rogara al técnico que dejara de hacer cosas raras con las luces. El concierto encaró entonces su segunda parte, arrancando con «La luz» y sin que el esperable pogo provocado por «Un atasco» tardara en llegar. El final de la noche llegó casi sin que nos diéramos cuenta, aunque hubo tiempo para un breve apéndice que sonó después de «Me miras desde lejos»: una versión de «Nuclear sí» de Aviador Dro. Fue una actuación tan pop como punk, en la que se prescindió de florituras y se fue al grano. Pocas veces se ve tanta fe en un primer trabajo como la mostrada por este grupo, capaz de interpretar casi del tirón todo su repertorio en el mismo orden en el que aparece registrado en su álbum. ¿Qué otra cosa hubiéramos podido hacer los allí presentes más que rendirnos ante el brillo de La Plata?

La Plata - Fotografía: Eva Sanabria
La Plata – Fotografía: Eva Sanabria
La Plata - Fotografía: Eva Sanabria
La Plata – Fotografía: Eva Sanabria
La Plata - Fotografía: Eva Sanabria
La Plata – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

La próxima vez que podremos disfrutar de La Plata en Madrid será el próximo 25 de mayo, durante la primera jornada del festival Tomavistas. Puedes adquirir tu entrada aquí.

Politólogo a mi pesar.

One Response
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *