Monstruopicales + Cherry Drama en Costello Club

Monstruopicales + Cherry Drama en Costello Club

Nos despedimos definitivamente de la primavera a manos de Monstruopicales, cuya tórrida propuesta fue acompañada por Cherry Drama sobre el escenario.

Fotografía: Eva Sanabria

El pasado sábado 30 de junio acudimos al Costello Club de Madrid tras conocer la convocatoria de Monstruopicales, unos viejos conocidos de estas páginas a quienes aún no habíamos tenido la oportunidad de ver en directo.

La inauguración de la noche correspondió a los más bisoños Cherry Drama, tan puntuales que no llegué a tiempo de escuchar las primeras canciones de su actuación. Con un extenso repertorio tachonado de versiones tan dispares como «Dancing with Myself» de Billy Idol, «No Control» de One Direction y hasta «Billy Joe» de Dinamita pa los Pollos, la banda reveló una propuesta que podríamos calificar de punk rock, aunque ribeteado de un gusto por el rock clásico delatado por su afición a las Gibson Les Paul y su uso de trucos tan viejos como el empleo de una botella de cerveza a modo de slide improvisado. Más que ramonianos, los senderos recorridos por Cherry Drama son los previamente desbrozados por Green Day y otros grupos estadounidenses surgidos en la década de los noventa. Para el fin de fiesta, Cherry Drama encadenaron «Teenage Lobotomy» y «Blitzkrieg Bop» de The Ramones, culminando con «Puta madre rock’n’roll», un declarativo grito de guerra incluido en su EP Burning Chills (autoeditado, 2017).

Cherry Drama - Fotografía: Eva Sanabria
Cherry Drama – Fotografía: Eva Sanabria
Cherry Drama - Fotografía: Eva Sanabria
Cherry Drama – Fotografía: Eva Sanabria
Cherry Drama - Fotografía: Eva Sanabria
Cherry Drama – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Por su parte, Monstruopicales salieron a escena ataviados con sus uniformes de nada riguroso luto rematados por distintivas chaquetas amarillas. Como insólita introducción, la banda nos regaló una interpretación del himno nacional con una letra que ni era la escrita por José María Pemán ni la mucho más reciente —pero casi tan rancia— de Marta Sánchez, sino la popular cantinela infantil que alude a un dictador fallecido y su níveo trasero, gracias a la labor de limpieza llevada a cabo por su esposa con una conocida marca de detergente. De este modo, el tono jocoso del concierto quedó irrevocablemente fijado y Monstruopicales iniciaron una actuación caracterizada por el uso de «pachanga, bailes tropicales y ritmos caribeños», al decir de la propia banda. Así, no tardamos en escuchar «Se veía venir», el más reciente de los cuatro sencillos que la banda ha publicado durante este año. Pero junto a canciones como la también reciente «Intentaste ganar» hubo ocasión de presentar algún tema todavía no grabado e incluso una versión de la archiconocida «Un beso y una flor» de Nino Bravo, sin ninguna concesión aparente a las canciones de Lo que no te atreviste a contar (autoeditado, 2017), su primer EP. A medida que la actuación progresaba, los músicos entraron en calor de manera tan figurada como literal y la necesidad de deshacerse de las chaquetas amarillas terminó por imponerse. Como traca final, Monstruopicales ofrecieron un popurrí en el que engarzaron interpretaciones libres de canciones como «Ay si eu te pego» de Michel Teló y «Torero» de Chayanne aunque, más que el homenaje, la intención de la banda era subrayar el talante festivo de su propuesta. Y para el final la banda reservaba «La casa del terror» —otro de los sencillos aparecidos durante este año— culminando así un divertido concierto del que las pequeñas peroratas proferidas entre canciones formaron parte integral.

Monstruopicales - Fotografía: Eva Sanabria
Monstruopicales – Fotografía: Eva Sanabria
Monstruopicales - Fotografía: Eva Sanabria
Monstruopicales – Fotografía: Eva Sanabria
Monstruopicales - Fotografía: Eva Sanabria
Monstruopicales – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Politólogo a mi pesar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *