Sarao al alimón con Sugarcrush y Los Garage

Sarao al alimón con Sugarcrush y Los Garage

Nos resistimos a abandonar los últimos estertores del verano y nos vamos al sarao que se han montado Los Garage y Sugarcrush, aprovechando para conocer un poco más a estos últimos.

A poco de que surja de una vez la primera superbanda formada íntegramente por músicos que se han conocido en la cárcel (el mánager, lo veo, será un tuitero), hay quien aún defiende que, efectivamente, y a riesgo de acabar en la trena, el rock almibarado de letras inofensivas no es lo suyo. Que lo suyo es ser ácido como un limón, mordaz como un chapoteo en las mentes bienpensantes y natural como un yogur. Y que lo importante en esto de la música es pasarlo bien.

Es el caso de Sugarcrush, un trío de amigos de Ciudad Real que se juntaron en 2016 y que, hartos de componer canciones con fondo serio, se compraron una caja de Sarcastic 2000 y se pusieron a hacer temas pegadizos, de letras donde reinan la ironía y el humor. Este power trio de simpático descaro, formado por Juanjo Soguero (guitarra y voz), Carlos Carrasco (bajo y voz) y Quique Oviedo (batería y voz), tienen ya un álbum en el mercado, Vacaciones en la tierra (autoeditado, 2017). Amparados por el vasto paraguas de la etiqueta indie, el sonido de Sugarcrush se desliga pronto de ella para ir por libre y abanderar el sonido transyeyé, un subgénero con el que ya han coqueteado algunos grupos nacionales y que parece aunar orgullo castizo, temática popular y crítica política. Y todo ello sazonado por una sana capacidad para reírse de todo y de todos, empezando por ellos mismos.

Para muestra, este botón:

Pese a tener un sonido fresco de pop enérgico y vitaminado, no cabe duda de que el punto fuerte de Sugarcrush es la temática de sus letras, encaminadas preferentemente a un público que recuerde los años de EGB con tierna nostalgia: los anónimos héroes escondidos bajo el disfraz de Espinete y Don Pimpón, la trayectoria sin tacha de Gustavo, el reportero más dicharachero, o aquella rocambolesca merienda entre Ricky Martin, un inocente perro y una terrina de foie gras. A nivel personal, nos ha conquistado especialmente su single «Spoiler», todo un himno retrogeneracional que con seguridad sacará algunas risas entre el público.

Para este año 2018 acaba de salir del horno su nuevo trabajo, Verano Sésamo (autoeditado, 2018), donde han regrabado dos de sus temas más coreados, «El Verano» y «Espinete». El EP ha sido mezclado y producido en los estudios Protège Moi de Luis Caretti, logrando «un mejor sonido que refleja la contundencia y frescura de la banda en directo».

¿Y cuándo, os preguntaréis, podremos comprobar si estas palabras son ciertas o sólo mandanga protectora de su productor? Pronto ¡muy pronto! El próximo 21 de septiembre, en el Fotomatón Bar de Madrid, aúnan fuerzas con Los Garage —sus compinches en el festival itinerante No Es Moderna Fest y habituales en el hilo musical de esta humilde redacción— en lo que promete ser un guateque de altura para dejar atrás el verano y recibir al otoño como se merece. El orfeón nocturno se completará con El Patillas DJ a los platos, que nos hará bailar como flamencas chuzas (decidle hola, que debajo de toda esa selva patilluda se esconde un chico muy simpático).

Para más inri, el precio del sarao (cinco euros) compite en irrisoriedad con las letras de Sugarcrush. Total, que te estás quedando sin excusas para no ir.

Escritora de éxito en potencia. Líder de una banda underground en potencia. Presidenta de mi bloque en potencia.

(La potencia sin talento no sirve de nada).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies.    Ver