Contundencia y fango con Of Moths and Stars

Contundencia y fango con Of Moths and Stars

Nos fuimos de sala el pasado viernes para comprobar si el directo de Of Moths and Stars era tan contundente como se comentaba. Y aún nos estamos reponiendo.

Madrid nunca muere. Ni tampoco duerme. Pero en verano parece mudar su piel y presenta su cara más relajada a todo aquel natural y foráneo que decida evaporarse sobre sus aceras a 40º a la sombra. En septiembre se despereza y la vida cultural vuelve a su intrépido cauce y con él las salas de conciertos empiezan la temporada. Al principio cuesta coger la forma, recuperar la senda bajo techo y decirle adiós a las terrazas y al jolgorio callejero. Pero con directos como el vivido la noche del pasado viernes 15 de septiembre en El Perro de la Parte de Atrás del Coche, la vuelta se hace más llevadera. Todo gracias a cuatro tipos que atienden al nombre de Of Moths and Stars.

Hace dos años la primera campana sonó cuando el nombre de Of Moths and Stars apareció en los carteles de Mad Cool y Sonorama. Quiénes, dónde, qué hacen. Una incógnita con baquetas y amplificadores, pero sin ningún trabajo al que echar detenidamente una oreja. Influencias, sí, pero nada nuevo bajo el sol. Su directo habló por ellos, los carnés de afiliados empezaron a firmarse y la máquina empezó a trabajar en su primer disco. Live Like Me (autoeditado, 2018) llegó y su defensa en vivo, también. El pasado viernes los acompañaron los madrileños Screams on Sunday, unos teloneros de lujo que han visto como su pop punk contagioso comandado por la potente voz de Patty va sumando adeptos con cada material nuevo. Su directo no iba a ser menos y los sudores ya formaron parte de las camisetas de los primeros presentes hasta el final de la velada.

Era necesario hacer una pausa, llenar el buche y conocer de primera mano qué tiene esta banda británica afincada en Madrid que tanto encandila. La campana llamó al ring y el combate empezó. Ni Floyd Mayweather ni Manny Pacquiao: los ganchos de derecha se daban sobre el escenario de El Perro gracias a la estruendosa sonoridad de Of Moths and Stars. Sus raíces son claras y el rock de las últimas décadas se deja ver con cada canción, pero de entre todos los estilos el stoner rock es quizás el que hace más justicia a su imborrable directo. Contundente y no apto para aquellos que sufran de problemas auditivos o uso de tapones. Tanto que los botellines no llegaban a la boca mientras el cuarteto se encontraba en faena, ampliando la duración de sus temas para aplauso de los presentes. La atención que el público les prestaba era obvia y ellos lo sabían, por ello no quisieron evitar el juego de marcharse para volver ante las peticiones. No sabemos si estábamos en Madrid, Liverpool o Seattle, pero sí podemos decir que el directo de Of Moths and Stars es de los que no se olvida fácilmente. El muro del sonido creado a base de rock, fango y mucha clase. Obreros de la música y tu nueva banda favorita gracias a interpretaciones de temarracos como «My My My» o «Godzilla».

En mi iPod cohabitan Britney Spears, Jamiroquai y Camellos. Binomio de Proyecto Waikiki y eterna estudiante. Vendo Opel Corsa aunque no tenga carné. M. O. es M. O.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies.    Ver