Lanzadera #13: Veintiuno

Lanzadera #13: Veintiuno

Veintiuno se convierte en la decimotercera banda que ocupa nuestra Lanzadera tras publicar su brillante álbum Gourmet.

Fotografía: Sergio Albert

Cualquiera diría que Veintiuno acaban de llegar a esto. Diego, Yago, Jaime y Pepe tienen todo lo necesario para ser confundidos con una banda novel que ha pegado un pelotazo y está subiendo como la espuma: chicos jóvenes recién fichados por una discográfica internacional que catapulta al grupo con su particular bombazo (léase «Dopamina»). Pero nada más lejos de la realidad, Veintiuno no es un grupo de hoy. Este cuarteto toledano se formó hace ya más de un lustro en la capital manchega y, antes de que Gourmet (Warner Music, 2018) viera la luz, había publicado tres EP y un álbum de estudio. Todos ellos autoeditados y autofinanciados, con el esfuerzo que implica para una banda emergente el conseguir que tus canciones sean escuchadas, al menos, por un pequeño elenco de gente.

Siendo sinceros, esos primeros trabajos palidecen comparados con su último álbum. A todos ellos les sobra talento y ganas, pero les falta la frescura y la profesionalidad que sólo una proyección con mayúsculas te puede dar, como ha pasado con Gourmet. No obstante, sería un error de esnob pretender entender lo que es Veintiuno escuchando sólo su último trabajo. Cierto es que cada uno de los temas que componen este larga duración parecen mucho más redondos instrumentalmente hablando que la mayoría de las canciones de discos anteriores, con un sonido más contundente y una electrónica mucho más pegadiza. Pero si el gran público que ahora sigue a Veintiuno no presta atención a la evolución de su discografía venida a más desde sus orígenes, nunca podrá comprender lo que supone el crecimiento de una banda, tanto musical como emocionalmente. Un grupo no madura sólo cumpliendo años, también con trabajo, insistencia, riesgo y muchas noches sin dormir.

 

Un atlas para deshacerlo todo (2013)

Su primer trabajo, Un Atlas para deshacerlo todo (autoeditado, 2013), es quizás el EP más alejado del sonido actual de la banda toledana. No por ello resulta menos interesante sumergirse en alguna de sus canciones, que mezclan influencias diversas (desde Pignoise hasta Miss Caffeina) en lo que parece una búsqueda de identidad del grupo.

 

Sublime (2014)

Su segundo EP, Sublime (autoeditado, 2014), es una clara declaración de intenciones. Un cambio elegante pero contundente para aproximarse a un sonido mucho más definido y con estilo propio. En definitiva, un paso adelante en la elaboración de canciones que a la postre significaría la consecución de su primer álbum de estudio.

 

Nada parecido (2014)

Sólo un año después de su segundo EP al fin veía la luz su primer álbum, Nada parecido (autoeditado, 2015), que mantiene la estética de Sublime y lanza al grupo dentro del circuito independiente presentando su disco en algunas de las mejores salas de conciertos de nuestro país.

 

Grandes felinos (2016)

Probablemente su tercer EP, Grandes Felinos (autoeditado, 2016), ha supuesto para Gourmet lo que Sublime significó para Nada parecido: una selección de canciones que sirvió de lanzadera para la consecución de un álbum redondo.

 

Gourmet (2018)

El último y más exitoso LP en ser incorporado a su ya extensa discografía ha sido Gourmet (Warner Music, 2018), que ha visto la luz hace apenas unas semanas y sobre el que profundizaremos más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies.    Ver