Conversamos con Jason Samonik: «No me gustan los solos de guitarra»

Conversamos con Jason Samonik: «No me gustan los solos de guitarra»

Hablamos con el músico neoyorquino Jason Samonik acerca de sus metas como intérprete, la música que le inspira y el futuro lanzamiento del primer álbum de Samonik, el proyecto personal al que se dedica en la actualidad.

Fotografía: Eva Sanabria

Tan solo algunos meses después de la publicación de su EP homónimo Samonik, este músico estadounidense ha viajado a Europa acompañado por su banda para realizar una gira promocional con la que tantear las aguas antes de la llegada de su primer álbum. Su reciente paso por el WAM Estrella de Levante ha servido como una privilegiada toma de contacto con el continente y, tras algunos conciertos en salas durante este mes, tendremos la ocasión de verlo en el Low Festival a finales de julio. Mientras tanto podemos ver los vídeos filmados para «Strangest Part» y «She’s Alone», singles publicados como adelanto del disco de larga duración.

Eres conocido por tus facetas de productor y DJ pero te consideras ante todo músico y cantante.
Es lo que he estado haciendo desde que tenía quince años. En mis primeros conciertos solía colarme en los bares, llevando sintetizadores y cajas de ritmos para actuar en solitario. Nadie entendía nunca de qué iba todo aquello: era extraño. Lo dejé durante un tiempo para ser DJ pero incluso entonces hacía música electrónica en directo. Y ahora he regresado a la que es mi gran pasión, cantar.

Sin embargo no resulta fácil encontrar en la red información sobre tu obra anterior.
Con este nuevo proyecto hemos eliminado de internet la mayor parte de mis trabajos previos. Esta es una nueva introducción a mi música.

A pesar de tu interés por la electrónica, el sonido de tu primer EP es eminentemente rockero.
En cierto sentido fue una decisión tomada en contra de mis deseos. Una de mis especialidades es la programación de ritmos de percusión pero al probarlos con algunas de las canciones el resultado se sentía menos potente que con una auténtica batería. Me entristeció, porque quería que las percusiones sonaran más electrónicas pero la decisión final fue que en el EP las baterías sonarían más como en una banda de rock. Con la batería electrónica se pierde emoción pero en ambos singles hay algunas percusiones electrónicas junto a la batería acústica.

Jason Samonik - Fotografía: Eva Sanabria
Jason Samonik – Fotografía: Eva Sanabria

Mi meta es que mi nueva música combine la precisión metronómica de la música electrónica con la energía del rock. Me estoy acercando a ambos mundos aunque mi EP es casi demasiado rockero para mi gusto.

¿Cómo funciona tu proceso de composición?
Cuando era un niño todo lo que hacía era correr por casa mientras cantaba pero después descubrí los sintetizadores. Mi principal obsesión es el diseño de sonido para crear paisajes sonoros originales. Pero cuando se trata de componer me siento más cómodo con la guitarra: llevo tocándola unos diez años pero he decidido no aprender escalas, aunque sobre el teclado sí conozco la teoría. Me gusta escribir de manera tan sencilla como sea posible, sin sentirme atrapado por la tradición, desde mi cabeza y mi corazón, intentando ser original. Mi meta es que mi nueva música combine la precisión metronómica de la música electrónica con la energía del rock. Me estoy acercando a ambos mundos aunque mi EP es casi demasiado rockero para mi gusto.

Has mencionado sobre todo a grupos europeos como tu principal fuente de inspiración.
Mi interés por Depeche Mode y New Order se debe sobre todo a la producción, incluso por encima de su música aunque esta me encanta. Depeche Mode fue una de las primeras bandas que me influyó aunque nunca he querido sonar exactamente como ellos. También me gustan Editors y su aspecto dramático, me parece una música humana y con emoción. Me encanta escuchar canciones que encuentro inspiradoras aunque no sepa a quién pertenecen. A medida que uno se hace mayor resulta más difícil mantenerse inspirado.

¿Has promocionado tu EP Samonik en los Estados Unidos?
No, hemos venido directamente a Europa. Ya había actuado antes aquí y me gusta más, es más excitante. Los Estados Unidos no lo son salvo por las grandes ciudades, pero el corazón del país es siempre igual: otro Burger King, otro McDonald’s… En Europa siempre veo cosas que nunca había visto antes. Todo es nuevo, viejo y hermoso. Sin embargo, durante el verano también actuaremos en Brooklyn, la escena allí es genial.

¿Tienes más conciertos programados tras tu actuación en el Low Festival?
Realmente quería venir a España en primer lugar y espero que mi música sea bien recibida aquí: es un país apasionado, hay buena música y no gusta la sobreproducción. Alemania vendrá en segundo lugar, también me gusta mucho. En otoño intentaremos tocar todo lo que podamos en España, Alemania y espero que en Bélgica. Me encanta Bélgica, allí hay mucho amor por la música.

¿Cuándo será publicado tu primer álbum?
El álbum estará listo a comienzos del otoño, está casi terminado pero quiero revisar la producción. Estoy orgulloso de la mayoría del material de mi EP pero creo que con él aún no he alcanzado mi meta y es frustrante, la producción lo es todo para mí. El álbum será más electrónico que el EP.

Jason Samonik - Fotografía: Eva Sanabria
Jason Samonik – Fotografía: Eva Sanabria

Me gusta que haya sustancia en la música. No me gustan los solos de guitarra ni la distorsión: me gustan los sonidos limpios.

¿Podrías hablarnos de algún grupo español que te haya gustado?
Mi preferido de los grupos con los que he tocado es No Aloha, de Madrid. Tienen una cantante que además toca el bajo, me recuerdan a Sonic Youth y son muy punk rock pero con gusto por la melodía. Me hubiera gustado que tocaran conmigo en Wurlitzer pero su batería acaba de tener un hijo. A menudo escucho Radio 3 mientras conduzco y he descubierto muchos otros grupos. Radio 3 es lo contrario a la radio comercial estadounidense, donde todo es corporativo y artificial. Me gusta que haya sustancia en la música. No me gustan los solos de guitarra ni la distorsión: me gustan los sonidos limpios. Mi experiencia musical favorita hasta ahora ha sido en Mono, es un pequeño bar de rock en Alicante donde el DJ ponía garage constantemente. ¡Estuve todo el rato usando Shazam!

Las entradas para las actuaciones de Samonik durante este mes de mayo estarán disponibles en taquilla al precio unitario de 6€. Así mismo, se podrá acceder a los recintos de manera gratuita al presentar el abono para la edición 2017 del Low Festival.

  • Madrid: Wurlitzer Ballroom, 10 de mayo.
  • Benidorm: Rockstar, 11 de mayo.
  • Alicante: Sala Stereo, 12 de mayo.
  • Toledo: Matadero LAB, 13 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad