Samonik en Wurlitzer Ballroom

Samonik en Wurlitzer Ballroom

Tras su paso por el festival WAM Estrella de Levante, el músico estadounidense Jason Samonik acaba de iniciar una pequeña gira promocional por España antes de emprender el viaje de regreso a los Estados Unidos. Pero su ausencia no se prolongará demasiado y, después de algunas actuaciones en su amado Brooklyn, regresará a nuestro país para actuar en el Low Festival.

Fotografía: Eva Sanabria

El pasado miércoles en Wurlitzer Ballroom, Samonik apostó por un comienzo potente y no dejó que «Strangest Part» se hiciera esperar demasiado. Parecía que a partir de ese momento el concierto consistiría principalmente en una primera toma de contacto con las canciones del álbum de debut del grupo, que verá la luz a comienzos del otoño. Pero con su ritmo staccato de guitarra «Faith» llegó a erigirse en un inesperado momento estelar de la velada, que finalizaría poco después tras un amago de sesión de DJ a cargo del propio Jason Samonik.

No podemos dejar de mencionar el nivel de la banda que respalda al músico estadounidense durante esta gira. A la consabida formación de guitarrista, bajista y baterista hay que añadir un teclista (que también ejercía como guitarrista rítmico cuando era preciso) y una corista, reforzados además por puntuales intervenciones de un MC. Esta nutrida hueste acompañó al cantante neoyorquino mostrando una solidez a toda prueba, casi desafiándonos a encontrar alguna inexistente fisura en su monolítica muralla sonora. Pero así ataviado, el sonido de Samonik se aleja un tanto de la fusión entre rock y electrónica pretendida por su líder, presentándose más bien como una banda de rock con algunos aditamentos electrónicos. Solo en algunas ocasiones se llegó a alcanzar el feliz equilibrio perseguido, como en «Not This Time», la absolutamente sensacional «Strangest Part» y, en general, cada vez que los sintetizadores cobraban protagonismo melódico, a menudo interpretados por un Jason Samonik que también echó mano de su guitarra en un par de canciones.

La propuesta de Samonik, aún estando todavía algo alejada de la visión de su vocalista, demostró su validez en una sala de comedidas dimensiones. Sobre un escenario de mayor tamaño —como el que le aguarda en el Low Festival dentro de unos meses— solo cabe esperar que adquiera mayor prestancia.

Samonik - Fotografía: Eva Sanabria
Samonik – Fotografía: Eva Sanabria
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad