Of Montreal + Cheetah Brava en Joy Eslava

Of Montreal + Cheetah Brava en Joy Eslava

Hace algunos días asistimos al concierto ofrecido en Madrid por los estadounidenses Of Montreal, aunque fuimos con un ojo puesto en sus acompañantes Cheetah Brava.

No importa cuán grande sea el grupo que me dispongo a ver en directo, siempre reservo una parte de mi interés para el artista invitado, grupo acompañante, telonero o como prefiramos llamarlo. Quizá haya en ello algo de esa codicia tan española que nos impulsa a aceptar cualquier cosa gratuita que se nos oferte pero, por mi parte, prefiero considerarlo una oportunidad de entrar en contacto con música que de otra manera quizá pasaría por alto. Mi descubrimiento de Cheetah Brava ha tenido lugar en circunstancias de este tipo y, aunque ya conocía el nombre de la banda a través de la ardua prospección llevada a cabo con motivo de la octava edición de Girando Por Salas, no creo haber llegado a escuchar su música en profundidad. Basados en Barcelona y con miembros procedentes de Venezuela, Colombia y España, no hace falta demasiada imaginación para considerar su propuesta como buen complemento de una tan festiva como la de Of Montreal, protagonistas titulares de esta velada en Joy Eslava.

Pero intentar categorizar a Cheetah Brava con un unico epíteto del tipo «festivo», «bailable», «tropical», «ochentero» o incluso «friki» —aunque todos ellos sean aplicables— se me antoja en exceso restrictivo para un grupo de vocación tan abiertamente pop. O más bien electropop, ya que los sintetizadores y controladores MIDI presentes sobre el escenario sumaban un total de cuatro teclados. El resto de la instrumentación empleada por el cuarteto mostraba parecida inclinación tecnológica, destacando el pad electrónico que suplementaba al mínimo kit usado por su baterista; así como el rol dual de su guitarrista, dedicado en algunos temas a aportar sustancia a la base rítmica con un sintetizador al que le arrancaba interesantes líneas de bajo de sonoridad muy Moog.

Tras un saludo dirigido a todos los mamíferos presentes en la sala, Cheetah Brava no inició su concierto con la aludida «Mamíferos» sino con una «Negrito» que pronto daría paso a «Coral», dos de las canciones más enérgicas incluidas en su reciente álbum Taká! (autoeditado, 2017). Después de «Hielo seco» llegó el momento de «Vecina», ese tema que tiene tanto de homenaje a Miguel Bosé y que pensaba que el grupo reservaría para un final que no tardó demasiado en llegar, con una «Máscaras» procedente del EP Tremor forto (autoeditado, 2013). De este modo la banda puso fin a una actuación de la que —además de su impecable puesta en escena— sin duda destacaría el excelente sonido y la calidad de las interpretaciones vocales, con esa ocasional picardía de cupletista exhibida por Joanna Miramontes a la que Clara Blanch le daba perfecta réplica.

Cheetah Brava fueron relevados sobre el escenario por Of Montreal, que ofrecieron un concierto tan divertido como irreprochable que a buen seguro será relatado en muchos otros lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad