Blue Deers + Ty Harrington en Maravillas Club

Blue Deers + Ty Harrington en Maravillas Club

El pasado viernes 3 de noviembre teníamos una cita importante: nos habían propuesto ir a avistar ciervos en Malasaña.

Blue Deers habían convocado a su público a las 21:30 en el céntrico Maravillas Club de Madrid. Teníamos bien estudiadas a los protagonistas de la noche, una rara avis rocanrolera de tintes setenteros y psicodélicos.

Llegamos y una sala bastante llena no desmerecía nada a Ty Harrington, que abrió la noche para los ciervos. Al comienzo, explicaba al público que él solo creía en el fútbol y en la cerveza, casi como una declaración de intenciones.

Harrington, armado tan solo con su voz y una guitarra, nos presentó su EP Whisky on the Rocks en un set acústico salpicado de versiones, entre las que encontramos desde a Taylor Swift hasta algún que otro homenaje a bandas de Madrid; incluso nos llegó a deleitar con una «Hallelujah», más Wainwright que Buckley o Cohen, con su voz rasgada. «Perdonad. Normalmente canto esto más agudo, pero, en fin, soy inglés y es Halloween así que llevo una semana entera de fiesta», nos avisaba.

Su set list, que no dejó de sonar a punk rock en acústico al más puro estilo Blink 182, se cerró con el tema que le da título a su EP. Ya con el público en el bolsillo, consiguió que todos nos sentásemos en el suelo con él para escuchar en un ambiente íntimo y hogareño todo lo que aquella canción tenía que contarnos.

Con la sala ya completamente llena llegaron Blue Deers. Entre gritos y ovaciones, rodeados de toda su familia y sus amigos y visiblemente nerviosas, Hanna, Javi, Celia, Raquel y Elena se subieron al escenario a presentar su EP. Ya desde el principio, su ropa de riguroso negro, sus sombreros y flecos, y una armónica en manos de la cantante nos confirmaban nuestras sospechas: welcome back to the seventies.

Su folk rock abría boca con tintes de Dylan y Woodstock. La primera versión de su set, «White Rabbit» de Jefferson Airplane, despejaba definitivamente cualquier duda: la Maravillas ya se había inundado de nostalgia hippie.

En cincuenta minutos de set nos presentaron su trabajo. Canciones hechas a la vieja escuela, con los siempre eficaces acordes de cejilla en la guitarra, un bajo y una batería que no daban respiro al público y solos de guitarra altos y con mucha distorsión. Títulos como «North River» o «Farewell» se sucedieron, mezclados con versiones que ilustraban a la perfección el estilo de la banda: desde el Harry Styles más desenfadado, pasando por los Wolf Alice más sentimentales, hasta los dioses dorados Led Zeppelin.

El ambiente no decayó en ningún momento durante el concierto: los cinco integrantes de la banda se encargaron de ello. El público, entregado, lo ponía realmente fácil. No hacía falta más que mirar a la cara de Hanna, la baterista, para leer en su sonrisa la ilusión y la entrega de una banda que suple cualquier carencia con pasión desmedida. Como la responsable de las voces dejó claro en un par de ocasiones, Malasaña es el lugar donde más cómodos se sienten. Los ha visto nacer y, como cualquier madre, los acoge con los brazos abiertos y los mima. Nosotros, después de esa noche, solo podemos pronosticarles lo mejor: estén atentos a las programaciones de las salas porque no será difícil empezar a ver ciervos azules por el centro de la capital.

Blue Deers - Fotografía Celia Cátedra Caramé
Blue Deers – Fotografía Celia Cátedra Caramé
Blue Deers - Fotografía Celia Cátedra Caramé
Blue Deers – Fotografía Celia Cátedra Caramé
Blue Deers - Fotografía Celia Cátedra Caramé
Blue Deers – Fotografía Celia Cátedra Caramé
navigate_before
navigate_next
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.