Las Robertas + Black Maracas en Siroco

Las Robertas + Black Maracas en Siroco

La semana pasada tuvimos ocasión de asistir a un programa doble de garage rock con apellidos de la mano de Las Robertas y Black Maracas.

Fotografía: Eva Sanabria

Uno de los aspectos que tienden a hastiar a todo avezado asistente a conciertos es la incertidumbre que rodea los horarios de inicio de las actuaciones. Pero el pasado martes 20 de febrero en la sala Siroco la programación se desarrolló con inusitada puntualidad, probablemente para dar ocasión a que la gente se sumara a la after show party que tendría lugar tras el concierto que esa noche ofrecerían Las Robertas y Black Maracas, en una velada organizada por la compañía discográfica y agencia de representación La Castanya.

Los madrileños Black Maracas fueron los primeros en subir al escenario de la sala. No se trata de una banda con la que estuviera familiarizado y su discografía consta únicamente de una maqueta publicada en el ya lejano 2015. Este último detalle, sumado a que su formación consiste en tres cuartas partes de Los Nastys con la adición de un nuevo cantante, los ubica en la probable categoría de proyecto secundario, una vía empleada por numerosos músicos para explorar territorios ajenos a sus proyectos principales. La banda se desenvolvió con solvencia sobre el escenario, combinando el garage rock con las sonoridades grunge y empleando largos desarrollos instrumentales tendentes al blues que los aproximaba al rock clásico de la década de los setenta del siglo pasado. Esta inclinación impidió que llegara a conectar del todo con su actuación, que finalizó con la interpretación de «Crazy Maraca», definitivamente uno de sus temas estandarte. En los últimos meses Black Maracas se han prodigado bastante por los escenarios madrileños y no dudo que tendré ocasión de volver a verlos en un futuro próximo.

Black Maracas - Fotografía: Eva Sanabria
Black Maracas – Fotografía: Eva Sanabria

Después de un larguísimo interludio —consecuencia de alguna incidencia técnica de cuya naturaleza exacta no llegué a percatarme— Las Robertas finalmente empuñaron sus instrumentos y dieron comienzo a su actuación. Tras un par de canciones, la cantante y guitarrista Mercedes Oller agradeció al público que abarrotaba la sala que hubieran ido a verlas un martes, algo que según nos dijo sería impensable que sucediera en su Costa Rica natal. En aquel momento no pude evitar pensar que tampoco se trata de algo tremendamente habitual en España, donde infinidad de propuestas —emergentes y consolidadas— languidecen faltas de público ya sea martes o sábado. Pero la actuación del trío costarricense prosiguió, recorriendo sin pausa un repertorio en el que predominaba el material de su último trabajo, Waves of the New (The John Colby Sect, 2017), como «Flower Child», «Alto Astral» o «Sun Haze» antes de concluir poco después de las once de la noche. El trío hizo gala de una variante de garage rock con inclinaciones power pop y poblada por voces casi etéreas, en una actuación algo lastrada por un cierto tono monocorde que en absoluto impidió que los allí reunidos disfrutáramos de una propuesta personal que todavía no ha concluido su evolución.

Las Robertas - Fotografía: Eva Sanabria
Las Robertas – Fotografía: Eva Sanabria
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad