La URSS + Futuro Terror + Sudor en El Sol

La URSS + Futuro Terror + Sudor en El Sol

Asistimos a nuestro primer programa triple en la sala El Sol, encabezado por La URSS en la interesante compañía de Futuro Terror y Sudor.

Fotografía: Eva Sanabria

Los programas triples me recuerdan a esos menús de tres platos coronados con café, copa y puro: atracones desmedidos y potencialmente indigestos. No es mi manera preferida de disfrutar de la música en directo, aunque no sean pocos los eventos de este tipo a los que suelo asistir. El concierto del pasado sábado 29 de septiembre ofrecido en Madrid por La URSS junto a Futuro Terror y Sudor tenía el potencial de convertirse en algo similarmente excesivo, pero aunque no confiaba en que se respetaran los draconianos horarios publicados, sí contaba con que el espíritu del punk ayudara a la brevedad del asunto.

La primera de las bandas en abrir fuego en la sala El Sol fueron los toledanos Sudor. Un problema técnico forzó que Héctor solo pudiera repasar de oído la afinacion de su guitarra —gesto que agradecimos quienes no compartimos la idea de que lo autenticamente punk habría sido no afinar en absoluto— antes de montar su micrófono al pie del escenario y comenzar el concierto entre el público que ya comenzaba a llenar el local. Del repertorio escogido queda para el recuerdo la canción titulada «Enemigo natural», presentada por un Héctor que proclamó que «siempre hemos tenido debilidad por los villanos porque son más divertidos». La actuación de Sudor llegó a su fin tras solo veinte minutos, durante los cuales hubo tiempo para que algún escupitajo cervecero fuera proyectado hacia el escenario desde el público, para que la guitarra se desenchufara accidentalmente y para incluir una docena de canciones saturadas de punk rock.

Sudor - Fotografía: Eva Sanabria
Sudor – Fotografía: Eva Sanabria
Sudor - Fotografía: Eva Sanabria
Sudor – Fotografía: Eva Sanabria
Sudor - Fotografía: Eva Sanabria
Sudor – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Futuro Terror subieron al escenario en un día especial para ellos por tratarse del primer aniversario de la publicación de Precipicio (BCore, 2017), su último trabajo hasta el momento. La banda alicantina ofreció una actuación que comenzó con «Tumba de cristal» y que incluyó temas como la estupenda «El paso Dyatlov», «Precipicio», «Futuro Terror», «Aelita» y «Espíritu». José tuvo un lapsus que le llevó a olvidar partes de la letra de «Salir de aquí», pese a lo cual la maquinaria de Futuro Terror continuó su marcha sin detenerse más que al final del tema. Tras ofrecer una irónica disculpa —«Muchas gracias por vuestros aplausos a una ejecución impecable, cada día somos más virtuosos»— la banda se despidió con «Toda la noche». Futuro Terror sonó con solvencia, pero me queda la sensación de no haberlos visto en una de sus mejores noches.

Futuro Terror - Fotografía: Eva Sanabria
Futuro Terror – Fotografía: Eva Sanabria
Futuro Terror - Fotografía: Eva Sanabria
Futuro Terror – Fotografía: Eva Sanabria
Futuro Terror - Fotografía: Eva Sanabria
Futuro Terror – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Finalmente llegó el esperado momento de La URSS. La banda granadina salió a escena a una hora que no se alejaba demasiado de la prevista, un detalle que tras dos conciertos previos me pareció poco menos que milagroso. Tras un excelente comienzo con «El olvido», la banda continuó utilizando el repertorio de Nuevo testamento (Humo, 2018) como una especie de plantilla aproximada para su actuación. Temas tan notables como «Crear el fin» se quedaron fuera, si bien a La URSS no le faltan buenas canciones y apenas noté su ausencia. Resulta difícil escoger un momento concreto de un concierto tan fantástico como lo fue este, pero tendría que quedarme con el tríptico formado por «Souvenires de la nada» —coreada por buena parte de las primas filas—, «Cristal» y «Non plus ultra». No obstante, antes de llegar a este punto, La URSS ya había dejado claras tanto sus intenciones como sus señas de identidad. No es que haga falta ver a la banda en directo para percatarse de la importancia de su base rítmica, pero en vivo es mucho más fácil apreciar las dotes de Miguel al bajo: todo solidez cuando se precisa, pero sin arredrarse ante veloces pasajes melódicos, cual émulo moderno de Rafa Balmaseda. Y mientras tanto, Áfrico interpretaba su papel, contoneándose inquieto, bailando como un Ian Curtis levemente aflamencado, arengando al público entre canciones, remetiéndose nervioso los faldones de la camisa o haciendo de funambulista sobre la barandilla que separa las dos alturas de la sala. Aventurar que quizá había cenado rabos de lagartija es poco para un vocalista que, además de puro nervio también es un excelente frontman.

El concierto llegaba a su fin y Áfrico se lanzó a una nueva diatriba cuando Pablo decidió que había tenido suficiente y comenzó «Viejas armas, nuevas guerras» por su cuenta, sin que el resto de la banda perdiera ni un compás. «Belleza de clase media» fue víctima de un par de falsos arranques antes de que «Manifiesto futuro» hiciera las veces de último clavo en el ataúd de una estupenda velada.

La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad