Más chula que un ocho: Claudia Orellana, el genio tras Son Buenos

Más chula que un ocho: Claudia Orellana, el genio tras Son Buenos

Hoy nos acercamos a la figura de Claudia Orellana, una de las artífices de Son Buenos y alma del festival Big UP! Murcia.

Fotografía: Diego Garnés

En primer lugar háblanos de ti. ¿Quién es Claudia Orellana?
Claudia Orellana es una profesora de Plástica, Arte y Cultura Audiovisual de secundaria y bachillerato, mánager y coordinadora de proyectos musicales, productora de eventos con alma, coordinadora de prensa y comunicación… se resume en desarrolladora de talento, que es mi pasión. Pero además, en estos momentos soy Nunatak, Poolshake, Claim, Noise Box, Ayoho, Carlos Madrid, Dr. Sapo, Big UP!, Christmas Rock Solidario y Son Buenos, pero todo esto puede cambiar en cualquier momento.

¿Cuál es tu relación con la música?
Mi relación con la música ha pasado por todas las fases. Fui fan total y absoluta de música de todos los tiempos y estilos en los ochenta, desde siempre relacionando un periodo de mi vida con música. Soy muy inquieta por hacer eventos musicales y creativos diferentes con alma, y obsesiva por encontrar talento e intentar darle salida. En general está en mi vida las veinticuatro horas, de todas las maneras posibles. No soy experta ni brilla mi cultura musical, todo lo contrario: mi relación es intuitiva.

¿Qué le dirías a alguien que te dice que quiere dedicarse a la música?
Que debe haber mucho esfuerzo detrás y que hay que saber gestionar bien la frustración. Abandonar al primer revés, no aceptar críticas y creer que solo el talento por sí solo funciona, no es una opción. Es complicado, porque podría estar horas contando por qué nos dedicamos a esto. Llega un momento que parece no haber marcha atrás, te metes hasta el cuello, tu vida entera gira en torno a ello y no sabes cómo cortar, porque te haces dura a los palos y te alimentas de ilusiones casi siempre. La fase creativa es la que te pone las pilas por el orgullo del trabajo realizado, pero, creedme, hay más momentos negros que brillantes y muchas veces los vives desde tu ordenador. Intento trabajar la empatía con mis músicos y no siempre es fácil. He aprendido a no buscar agradecimientos, a gestionar frustraciones y a asumir errores continuamente. Es un proceso de aprendizaje. Siempre pienso que estoy empezando y admiro mucho el trabajo de los grandes profesionales. No paro de aprender y de darme cuenta lo poco que controlo, pero también no paro de llevarme desilusiones con los que crees que controlan y tampoco lo hacen, pero se les da genial que lo parezca.
Soy consciente de que lo único que aporto es trabajo y ganas de buscar soluciones. En mi caso, la familia y estar en un colegio con chavales, con todo lo que eso implica, me ayuda a centrarme y a no dejarme llevar por la burbuja musical y a tener los pies en la tierra. Tener que vivir con una enfermedad crónica también me ayuda a tener energías y decirme todas las mañanas «ojo, que lo que no hagas hoy puede que no puedas hacerlo mañana».
Lo que me abruma es que cuanto más aprendo, más me asombro de cómo funciona todo y de lo mucho que hay por hacer. La situación laboral de los músicos y el directo en este país es deprimente, es un lío del que no sé si llegaré a enterarme nunca. La falta de profesionalidad a veces es desesperante. La poca sostenibilidad de un grupo que empieza y de una oficina que trabaja con grupos en desarrollo, agobiante. Pero luego hay gente maravillosa, profesional, creativa… y además, curiosamente, las mujeres están demostrando que en muchos aspectos en este campo de trabajo brillan más que nunca, y más que muchos hombres, por su saber hacer. Esto es ilusionante y seguiremos mientras la ilusión nos mantenga.

Big UP! 2018


Los ocho de Claudia Orellana

  1. Noise Box – «Run»
    Es el tema de Noise Box que en directo deja a la gente entusiasmada, en el que la atmósfera ruidista, de la que solo es capaz Noise Box, llega a su zenit. Es una pena que una banda como esta no esté más en boca de todos. En este país, hay que ser joven para llamar la atención. Son  otro nivel y aún no los han descubierto realmente. Acaban de grabar con Paco Loco y estoy que me muero de ganas de enseñar lo que han hecho. Es estratosférico.
  2. Nunatak – «El espejismo»
    La canción más libre y especial de Nunatak para mí. Me dice lo que pueden llegar a ser. Puede que sea la más desconocida de su disco Nunatak y el tiempo de los valientes (Warner Music, 2018) y estoy deseando verla en directo en la gira de salas.
  3. Poolshake – «Golden Smoothie»
    La canción de Poolshake que ha sorprendido por todo el mundo, la que no para de entrar en playlists. Poolshake son talento y tienen un potencial extraordinario, no pararán de evolucionar y de sorprender.
  4. Claim – «Última noche en la tierra»
    Esta canción tiene una letra maravillosa, yo me la apropié recordando las noches de vigilia cuando mis hijos empezaban a salir. Creo que es una canción de amor universal.
  5. Ayoho – «Dream About Her»
    Jóvenes con un talento maravilloso, que hacen algo de lo que no  hay mucho en España, de hecho sus escuchas están más de fuera de España. Actualmente su música se puede escuchar también como banda sonora de muchos capítulos de la serie Bajo la red. No paran de sorprenderme. Evolucionan de maravilla.
  6. Estúpido Flanders – «Candidate Poo»
    Esta mujer tiene una voz y un talento tremendo. Muchas ganas de que pronto se sepa más de esta banda.
  7. Carlos Madrid – «Naranjas secas»
    Carlos Madrid
    es uno de los mejores letristas de este país. Todos sus temas son literatura y sus melodías especiales. «Naranjas secas» es demoledora, deprimente, angustiosa y llega al alma. Es la canción que espero nunca nadie me dedique.
  8. Dr. Sapo – «Al tran, tran»
    Dr. Sapo
    fue el primer artista con el que trabajé, sacando un disco los dos solos sin tener ni idea. Nos plantábamos en la SGAE para preguntar qué teníamos que hacer, cuando aquello de autoeditar y autopublicar era casi un mito. Un artista que, tras pasar por grandes compañías, grandes radios y grandes festivales disfruta haciendo canciones, viviendo de su música sin aspavientos, con humildad y profesionalidad. Lo admiro profundamente y me recuerda lo que es el oficio de músico. Esta canción originalmente la cantaba con Albertucho en 2009. Esta versión es en directo de 2017 con la Banda del Bigote, con Fernando Polaino en sus filas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad