Seeing Hands y las manos que todo lo ven

Seeing Hands y las manos que todo lo ven

Escuchamos el mini-LP de Seeing Hands, la última delicadeza sonora descubierta allende nuestras fronteras por la discográfica barcelonesa Discos de Kirlian.

En estos tiempos de inmediatez parece obligatorio que toda manifestación cultural tenga que encajar en alguna categoría de productos de consumo estrechamente definida. La música no solo no es una excepción a esto, sino que el modo en que la escuchamos —o nos han enseñado a escucharla— está determinando una vez más las formas adoptadas por los formatos físicos de las grabaciones. Una consecuencia en el ámbito de lo alternativo ha sido la pequeña resurrección experimentada por el mini-LP de diez pulgadas a manos de bandas interesadas en publicar un trabajo más enjundioso que un EP, pero que aún no desean embarcarse en la ardua labor de dar a luz un LP. En el ámbito de la música publicada en nuestro país tenemos como ejemplos recientes los sendos discos publicados por No Crafts y Cariño, a los que ahora también se ha unido el mini-LP del trío inglés Seeing Hands.

Pese a proceder de Newcastle upon Tyne (Reino Unido), Seeing Hands han publicado su primer trabajo a través de la discográfica barcelonesa Discos de Kirlian, conocida por la exquisitez de una política editorial que reúne grupos españoles y foráneos de un amplio espectro sonoro poblado por numerosas variantes del pop. El mini-LP homónimo de Seeing Hands viene a unirse así a esta escudería, haciendo gala de un sonido preciosista de clara orientación dream pop y reminiscente de bandas como The War on Drugs, The Radio Dept. o Wild Nothing.

No resulta extraño que Seeing Hands (Discos de Kirlian, 2018) sea un debut con aroma a déjà vu: cuatro de sus siete canciones habían sido publicadas originalmente como sencillos digitales, siendo posteriormente recogidas en dos discos de vinilo de siete pulgadas con doble cara A. Seeing Hands recopila estas cuatro canciones ya conocidas junto a tres temas nuevos, ofreciendo a un tiempo novedades para los más ávidos seguidores de la banda y poniendo su material «antiguo» al alcance de una nueva audiencia potencial. Pese a detalles tan característicos como la guitarra con slide de «Treat You Right» o los arreglos electrónicos de «Sorry», Seeing Hands no suena como un conjunto deshilvanado de canciones y resulta fácil percibirlo como un todo. La cercanía temporal de las canciones incluidas —la más antigua de ellas tiene un par de años de antigüedad— contribuye a crear la sensación de sólida unidad que transmite este disco. Con todo, no podemos olvidar que Seeing Hands está formado en su mayor parte por singles pensados para funcionar por sí mismos y, en este sentido, «Take Me Back» es uno de los mejores momentos que nos ofrece. Sus sencillos fraseos de guitarra apoyados por colchones sintetizados contribuyen a evocar el sentimiento de añoranza transmitido por la letra de la canción.

Además de poderse escuchar a través de las plataformas de streaming usuales, Seeing Hands puede adquirirse en formato de disco de vinilo de diez pulgadas.

Politólogo a mi pesar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies.    Ver