Las infinitas noches de Kælan Mikla

Las infinitas noches de Kælan Mikla

Nos sobrecogemos con el tercer álbum de Kælan Mikla mientras aguardamos la nueva visita del trío islandés a nuestro país.

Fotografía: Verði ljós

Tras la edición oficial de Mánadans (Artoffact Records, 2018) publicada el año pasado, el debut homónimo de las islandesas Kælan Mikla que tanto nos gustó en su momento ha pasado a ser su segundo trabajo de larga duración. Pero el trío no ha tardado demasiado en publicar nuevo material bajo la forma de un nuevo álbum, un Nótt eftir nótt (Artoffact Records, 2018) que continúa en la línea del mencionado Kælan Mikla (Fabrika, 2016). Es decir, Sólveig Matthildur todavía arrincona la batería en favor de los sintetizadores, Margrét Rósa sigue a cargo del bajo eléctrico y completa el conjunto la voz de Lauffey Sofía, tan propensa a la caricia como al alarido.

Aunque este último rasgo vocal emparenta a Kælan Mikla con propuestas afines al black metal como el blackgaze de la danesa Myrkur, el carácter primariamente electrónico del trío hace que resulte fácil aplicarle la etiqueta dark wave. Nótt eftir nótt es atrevido hasta el punto de comenzar con un tema casi instrumental de cuatro minutos de duración, en el que solo unas voces tan etéreas que podrían haber sido inspiradas por Lisa Gerrard o Elizabeth Fraser suavizan la dureza del paisaje electrónico. Este es el pequeño peaje que hay que pagar antes de llegar a «Nornalagið», la incuestionable canción estrella de este disco, pese a que la más convencionalmente post-punk «Næturblóm» parezca decidida a disputarle el título. Pero esta relativa accesibilidad se disuelve con temas tan oscuros como «Hvernig kemst ég upp?», con sus arpegios menores sobrevolando una base rítmica apenas arropada for un gélido colchón sintético. «Draumadís» es otra de esas canciones de aire añejo con una interesante línea de bajo capaz de atraer al oyente hacia la opresiva atmósfera urdida por los sintetizadores. La ritualista «Andvaka» y «Nótt eftir nótt» recuperan a la Lauffey Sofía más vociferante, aunque lo que realmente hace especial a esta última canción es la colaboración con el músico islandés Bardi Johannsson —más conocido como Bang Gang—, cuya producción ha introducido la guitarra eléctrica en la discografía del trío. Un detalle no menor es que el resto de Nótt eftir nótt ha sido producido por el propio grupo.

Nótt eftir nótt sin duda contribuirá a que Kælan Mikla alcance una merecida posición de privilegio dentro del actual resurgimiento de todas las variedades de música oscura. El album contiene abundantes retazos post-punk y su electrónica roza la EBM en ocasiones, mostrando la voluntad del grupo de no encorsetarse en un único subgénero. Es posible que la producción resulte algo cruda para estos tiempos, en los que hemos terminado por acostumbrarnos a generosas dosis de edulcorante sónico en casi todo lo que escuchamos. Pero el carácter directo que ello le presta a Nótt eftir nótt contribuye en buena medida a la autenticidad aparente de la banda, que continúa exhibiendo unas señas de identidad incólumes a pesar de la todavía tímida evolución de su sonido.

Kælan Mikla acaba de iniciar una gira europea en compañía de Some Ember, que cuenta con tres fechas en nuestro país:

  • Barcelona: 11 de febrero en Meteoro (entradas en entradium).
  • Madrid: 12 de febrero en Wurlitzer Ballroom (entradas en Ticketea).
  • Bilbao: 13 de febrero en Kutxa Beltza (entradas en Ticketea).

Kælan Mikla + Some Ember

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola