Red Gurd + Alien-Dude en Wurlitzer Ballroom

Red Gurd + Alien-Dude en Wurlitzer Ballroom

A pesar del frío que ha hecho en estos últimos días en la capital, acudimos a la Wurlitzer Ballroom para entrar en calor junto a las bandas Red Gurd y Alien-Dude.

Fotografía: Reyes Carrillo

El pasado sábado 2 de febrero, la Wurlitzer Ballroom acogía una noche más a dos de las bandas que darán de qué hablar a lo largo del año.

La noche dio comienzo con los chicos de Alien-Dude. Estos cuatro jóvenes hicieron que el público empatizase con ellos desde el primer momento a través de la adaptación al más puro estilo Alien-Dude de la mítica «The Imperial March» compuesta por John Williams para la película El imperio contraataca (1980).

Tras provocar esa sonrisilla en el rostro de los asistentes, la sala se fue llenando poco a poco mientras Alien-Dude seguían calentando motores para el posterior concierto de los chicos de Red Gurd. Sin embargo, la banda, dejó claro desde el principio de la actuación que querían que nos fuésemos a casa con un buen sabor de boca, así que no dejaron de lado ninguno de sus temas de su último EP Evil Live (autoeditado, 2017). En concreto, fue en «Crime», donde agradecieron a la Wurlitzer Ballroom por ser su hogar hace algo más de un año para grabar parte del videoclip del que sería el sencillo de Evil Live.

Después, el cuarteto nos presentó un nuevo tema que aún no han publicado, pero que tuvimos la suerte de escuchar. Esta canción recibía el nombre de «Mystical Inception». No hace falta añadir que estos chicos siguieron en su línea y este tema no tiene nada que envidiar al resto; sigue siendo una maravilla.

Nos acercábamos al final y Ale Romero, bajista de Alien-Dude, acaparaba el micrófono por unos segundos para sincerarse con el público y proclamar que lo que querían era que lo pasásemos genial esa noche e hizo un brindis por los nuevos comienzos. Como no podía ser de otra manera, nos adentrábamos en el último tercio del concierto con «So, Have Fun», tema que pertenece a Jailbreak (autoeditado, 2016), su primer trabajo publicado.

Cuando pensábamos que estaba todo vendido, el cuarteto se marcó una versión de «Crazy in Love» de Beyoncé que nos dejó boquiabiertos y que provocó que el calor del público hacia los chicos aumentase abruptamente, de tal manera que más de alguno y alguna se marcaron un baile al ritmo de sus guitarras. Para cerrar su set, hicieron partícipe al público para que cantasen con ellos y bailasen un poco más con «Samba».

En resumen, un concierto tremendo que nos dejó con la miel en los labios de querer más de estos cuatro chicos. Si no quieres perderles la pista, este mes, en concreto el 22 de febrero, estarán en la Sala Boite, tocando en el Festibalp. Un festival benéfico contra la parálisis infantil que también contará también con bandas como Cives o Mahalo.

Después de Alien-Dude, el broche final de la noche, lo pusieron Red Gurd. Estos cinco chicos comenzaron la noche con una toma de contacto con su público a través de ritmos de lo más groovy de la mano de su bajista, Monty. Mientras tanto, su cantante Manuel presentaba las camisetas y mecheros que traían a la sala como merch, esa misma noche.

Su primer tema fue en español. El cual dijeron presentar esa noche en el primer concierto de la banda en lo que llevamos de año. Se titulaba «Tránsito de piel» y la verdad es que contaba con unas armonías muy trabajadas. La sala ya estaba llena. Aforo al máximo y era prácticamente imposible moverse por ahí. Sin embargo, esto no fue impedimento para que la gente no parase de bailar con todas sus canciones, las cuales estaban comprendidas entre el inglés y el español y que se encontraban entre el garage, el indie y ciertamente, el rock alternativo. Una gran variedad de géneros y estilos que supieron manejar durante más de una hora y que dejaron a los asistentes sin prácticamente aliento. No faltaron temas como «Miss My Soul», «Mohawk» o «Mama’s Boy», el nuevo single que sacarían a la luz esa misma semana.

La fiesta ya la tenían montada y su público estaba entregadísimo a la causa, ya que vimos algún que otro crowdsurfing por parte de los asistentes, que no dejaban de respaldar a los músicos. Es así, que la guinda del pastel llegó ya prácticamente al final cuando su guitarrista, Álvaro, dejó de la lado la guitarra y se lanzó a tocar los bongos. Una manera perfecta para terminar una noche con dos bandas que van a estar en el punto de mira de muchos.

Red Gurd + Alien-Dude

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad