Lanzadera #19: Cuatro habitaciones en los Apartamentos Acapulco

Lanzadera #19: Cuatro habitaciones en los Apartamentos Acapulco

Historia subjetiva de una relación con Apartamentos Acapulco a través de cuatro actuaciones en directo de esta banda granadina.

Fotografía: Eva Sanabria

La forma en que descubrí la música de Apartamentos Acapulco tuvo poco de casualidad, aunque sí resulta inusual en esta época. Mi primer contacto con este cuarteto granadino no tuvo lugar en una lista de reproducción de alguna plataforma de streaming, y menos aún a través de fotografías en cualquiera de sus perfiles en redes sociales. Este primer encontronazo tuvo lugar en una sala de conciertos, de una manera tan puramente analógica como trasnochada.

Corría la primavera de hace un par de años y hacía ya algún tiempo que se hablaba de este grupo en los mentideros usuales, casi siempre para mencionar su apadrinamiento por parte de Los Planetas, aunque todavía faltaban unos meses para que ambos grupos de Granada compartieran escenario. Pero la primera vez que escuché con algo de atención las canciones de Apartamentos Acapulco fue de la mano de Proyecto Waikiki, en un concierto celebrado en el madrileño Maravillas Club donde actuaron junto a Pasavento. Tras la pulcritud pop de estos últimos, el ruidismo de los granadinos ofrecía la delicadeza de un martillo pilón, pero aunque no fue tarea fácil, conseguí asirme a algunas de las melodías que cada tanto descollaban en el mar de ruido.

Mi segundo encuentro con Apartamentos Acapulco tuvo lugar un año después en un recinto mucho mayor: nada menos que la plaza de toros de Roquetas de Mar, durante la edición de 2018 del festival Pulpop. Pese a que la plaza solo contaba con un escenario y no era posible que se produjeran los tan temidos solapamientos en la programación, me las arreglé para perderme parte de su actuación. El motivo fue mi asistencia a la rueda de prensa ofrecida por las bandas finalistas del concurso de jóvenes valores —No Crafts, Increíbles Ful y las futuras ganadoras Pájara Rey—, celebrada en la sala de despiece de la plaza: un lugar más sórdido que kitsch aunque eso sea una historia para mejor ocasión. No obstante, este concierto incompleto ha sido la ocasión en que he escuchado a Apartamentos Acapulco en mejores condiciones, casi como si el espacio físico donde el grupo se encontraba se hubiera aliado con los ambientes sonoros evocados por sus canciones.

Un tercer encuentro tuvo lugar no mucho después ya de vuelta en Madrid, en un concierto al que acudí para poder ver una actuación completa de la banda y resarcirme del concierto visto a medias en Pulpop. Sin embargo, la sala Siroco se encontraba tan abarrotada —y yo había llegado tan tarde— que hube de conformarme con acodarme en la barra del fondo junto a Jesús Mallo y convertirme en uno de esos parlanchines miembros del público madrileño, de los que todo el mundo se queja y en los que pocos se reconocen. He de decir que la cosa no sonó mal, aunque me fastidia asistir a conciertos donde, más que ver a los músicos, he de conformarme con intuirlos.

Y mi reconciliación definitiva con la puesta en escena de Apartamentos Acapulco tampoco se produjo durante la última ocasión en que los vi, hace apenas dos meses. El resto del mundo (El Ejército Rojo, 2019) todavía era una promesa inédita, si bien ya volaba con las alas de sus tres primeros sencillos de adelanto. Sus paisanos de Radio Palmer resultaron ser unos acompañantes más que satisfactorios, tanto que me avergüenza no haber encontrado aún el momento para escuchar su flamante primer EP. Pero el tratamiento de las voces de Angelina e Ismael no se limitó a dejarlas bajas de volumen con intención shoegaze, sino que durante buena parte de su actuación sonaron algo faltas de presencia y chispa.

Dicen que la belleza está en el ojo del que la mira, y quizá por ello conservo buenos recuerdos de estas cuatro citas. No sé si algún día conseguiré asistir a un concierto de Apartamentos Acapulco que me parezca perfecto, pero no me importará seguir intentándolo.

Apartamentos Acapulco - Fotografía: Eva Sanabria
Apartamentos Acapulco – Fotografía: Eva Sanabria
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola