La dualidad de Mágicos Cabrones del Ruido

La dualidad de Mágicos Cabrones del Ruido

Los malagueños Mágicos Cabrones del Ruido nos golpean con Música negra, un primer álbum que esperábamos con gran expectación.

Dejando de lado propuestas históricas como las de Simon & Garfunkel o —qué sé yo— el Dúo Dinámico, el formato de dúo ha estado principalmente asociado a la música electrónica hasta época reciente. Pero hace ya años que propuestas como la de Royal Blood muestran que también en el ámbito del rock se han popularizado estas formaciones mínimas, verdaderos eslabones perdidos entre el hombre orquesta y el grupo de rock. Incluso en la escena alternativa española contamos con la pujante presencia de unos Cala Vento en alza, a quienes han venido a sumarse Yawners o Mágicos Cabrones del Ruido.

Si la derecha necesita nuevos poetas,
Nuevos estetas del color de la piel,
Cómpreme, véndame,
Cómpreme, véndame.

Pese a lo excesivo de su nombre, Mágicos Cabrones del Ruido vienen a ser lo que podríamos llamar un power duo de orientación claramente rock. No obstante, el fuzz no reina supremo en el proyecto de los malagueños Pablo Garrido y Javier Muñoz. Es cierto que la distorsión es una de las señas de identidad de la banda, pero no les haríamos justicia si redujéramos su personalidad a la de unos cabrones que se dedican a hacer ruido. En esa explicación reduccionista estaría ausente la magia, a la que también alude el nombre del grupo y que podríamos relacionar con su uso de la electrónica. La importancia de este elemento ya quedó clara en el soberbio sencillo «A propósito de», que además contaba con versos como «Si la derecha necesita nuevos poetas, / Nuevos estetas del color de la piel, / Cómpreme, véndame, / Cómpreme, véndame». Además de ser una toma de postura en más de un sentido, «A propósito de» sirvió también como adelanto de Música negra (autoeditado, 2019). Este álbum de debut contó con el trabajo en la mezcla de una figura tan relevante como Martin Glover —más conocido por su apodo, Youth—, miembro fundador de los celebérrimos y extraordinariamente influyentes Killing Joke. El álbum fue grabado a caballo entre los estudios Space Mountain —del propio Glover— y Ummagumma.

Canciones como «Jaque a Roma» dan fe de una intención rock bastante personal, pero en Música negra también encontraremos momentos tan poco rockeros como «La Virgen de Guadalupe», que bien podría haber sido perpetrada por Los Planetas durante la fase transicional entre su sonido primigenio y el abrazo del folklore patrio. La intersección de «A propósito de» con el medio tiempo «Armada» —obertura y coda del disco, respectivamente— podría funcionar como un resumen de Música Negra. Y entre ambas encontramos un espectro sonoro que abarca desde la potencia de «Tú no existes» hasta el componente ambiental que protagoniza «De la necesidad, virtud». Cabe destacar la rabia y el exceso electrónico de «Somos la gente», un tema tan enérgico como personal y especialmente llamativo por la fuerza que destilan unas voces mucho más presentes que las guitarras. Detalles como este hacen que Música negra gane en densidad, siendo uno de esos discos repletos de matices con potencial para crecer en sucesivas escuchas.

El próximo concierto de Mágicos Cabrones del Ruido tendrá lugar el 5 de abril, con el dúo malagueño compartiendo el escenario del madrileño Moby Dick Club con Marta Hammond. Las entradas están disponibles en Wegow.

Mágicos Cabrones del Ruido´+ Marta Hammond

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.segundopremio.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola