Fabrizio Cammarata abre un nuevo camino con Lights

Fabrizio Cammarata abre un nuevo camino con Lights

El compositor italiano Fabrizio Cammarata pone otro granito de arena en su veterano recorrido con su nuevo álbum, Lights.

Los estudios Indigo de Palermo y Studio Barxeta de Valencia han sido el laboratorio de Lights (800A Records, 2019), el nuevo LP de Fabrizio Cammarata. Dani Castelar (Editors, REM, Paolo Nutini) ha estado al cargo de la producción. El resultado es brillante.

«All is Brighter» entra serena. «Become one with the sun» canta Cammarata mientras empieza el trayecto con una guitarra tranquila, un beat solido y el misticismo de ritual en el desierto.
«Run Run Run» es el siguiente paso y la melodía acopla fuerza. Entra la voz: «Out in the wild…». La letra de Cammarata parece recitar: estas un poco perdido, pero que eso no te perjudique demasiado. Pesimista/optimista. Todo eso acompañado de una melodía vocal que pone firmes los pelos del brazo. Un pequeño paréntesis, Cammarata tiene una voz rota que es sencillamente de envidia sana.
«KV» es pegadiza y refrescante, con un regusto springsteeniano muy saludable para el tema. «You know you’re never coming back» entona con desgarro Cammarata en este tema.
«Eileen» busca un terreno más melancólico, pero nunca abandona el ritmo, lo usa con conciencia y acierto. La canción lleva sorpresa antes de entrar en el tercer minuto. Voz e instrumentación salen de la carretera establecida al inicio del tema, tomando un sendero que deja en suspensión y luego… ¡Blaf! Te devuelve al principio con una nueva energía.
«Under Your Face» establece una atmósfera distinta, de cueva. Basta con cerrar los ojos y dejarse llevar por un juego de efectos de guitarra o sintetizador o lo que sea que use Cammarata para crear este tema. Una experiencia de inmersión en las profundidades de su mundo sonoro.
«Rosary» y «Timbuktu» dan un poco de relieve al viaje mental creado con el tema anterior, adaptándose al nuevo patrón establecido.
«Blue» entra con elementos de electrónica un poco más sucios pero agradecidos. El polvo del viaje. «But you paint it blue» es esa frase repetida a modo de coro soul que eleva el espíritu por encima de las montañas.
La batería en «Cassiopea» es para prestarle atención. Bombo, la caja y el platillo cobran protagonismo. En concreto durante el último minuto. Un pum, cras cras, pa, cras cras, que hace que uno busque lo que hay encima de la mesa para ver si consigue emular —un servidor lo intentó sin demasiado éxito— el patrón rítmico.
Después de un par de temas deambulando en el misticismo llega «For My Heartbeats», el claro del bosque. La voz despunta en los agudos. Hay que repetirlo una segunda vez, esa voz que nada entre roto de bar y coro de ceremonia es una pasada.
El último tema: «My Guitar at 4 a.m.». La sencillez de la composición pop, una canción sin complejos y sencilla… Es que todo funciona muy bien.

 

Tras haber presentado Lights en directo el día 6 de mayo en el Costello Club de Madrid, Fabrizio Cammarata actuará el día 8 de mayo en la sala Sidecar de Barcelona en compañía de Doppler. Las entradas están disponibles a través de Cooncert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.