Sound Isidro: La URSS + Cuchillo de Fuego

Sound Isidro: La URSS + Cuchillo de Fuego

Regresamos a la sala El Sol para ver a La URSS en directo una vez más, acompañados en esta ocasión por Cuchillo de Fuego.

Fotografía: Eva Sanabria

Casi a modo de colofón de la edición de 2019 de Sound Isidro, el pasado sábado 1 de junio la compañía discográfica Humo trajo a la sala El Sol de Madrid dos de sus bandas punteras: La URSS y Cuchillo de Fuego. Ambos grupos comparten un mensaje similarmente deslenguado que muestra a las claras su posicionamiento en ciertas cuestiones: parco consuelo para la incertidumbre surgida de los recientes resultados electorales en Madrid, tras los cuales comienza a vislumbrarse un futuro tan gris como ya lo fuera el pasado cercano de la capital.

La apertura de la velada correspondía a los pontevedreses Cuchillo de Fuego. Sus componentes salieron al escenario sin ceremonia alguna, repasando el estado de su equipo con parsimonia durante unos minutos antes de comenzar con su actuación. La apariencia normcore del vocalista Juan F. Navazas contrastaba con la indumentaria de aire más punk rock de sus compinches Guillermo García,  Xose L. García y Hugo Santeiro, pero no nos dejemos engañar: la actitud sobre el escenario de Cuchillo de Fuego es tan abrasivamente afilada como su nombre anticipa.

El repertorio de la banda recorrió sus dos álbumes —Triple España (Mascarpone, 2015) y Megavedra (Humo, 2017)—, aunque el tema escogido como obertura fue la relativamente sosegada «Las motos de agua», extraida del split publicado a medias con Extinción de los Insectos. La banda pisó el acelerador a fondo con la locura de «Erasmus infinito» enlazada con una «Hombre blanco» que invitó al público al frenesí, revelando así la presencia de un buen número de incondicionales. El binomio formado por «Bouquet (Fuego y mierda)» y «Fiestas de la Peregrina» —ese tremendo puyazo a Loquillo— funcionó bien, pero a estas alturas «Nocturno» es el imprescindible estandarte de la banda, como reveló el número de bocas que aullaban su pasión por el café muy caliente. Ya cerca del final, Juan anunció «Electrónica Martínez» como una canción que trataba sobre ser joven, pero Cuchillo de Fuego se reservaba «Forforcio» para el final, un enloquecido fin de fiesta tras el cual nos advirtieron que después de ellos vendría La URSS y que íbamos a pasarlo muy mal.

Cuchillo de Fuego - Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego – Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego - Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego – Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego - Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego – Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego - Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego – Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego - Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego – Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego - Fotografía: Eva Sanabria
Cuchillo de Fuego – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

La advertencia de Cuchillo de Fuego resultó ser tan cierta como el cartel del evento había anunciado y, al poco, los componentes de La URSS tomaron posesión del escenario. Una breve presentación del vocalista Áfrico dio paso a «Olvido», seguida de una «Curva de consumo ascendente» que confirmó lo que ya sabía tras mi anterior asistencia a un concierto de la banda: Miguel es un bajista tremendamente versátil, tan capaz de apisonar como de dibujar en función de lo requerido por cada tema. No es de extrañar que La URSS sea capaz de ofrecer tal variedad de registros, que abarcan desde algo parecido al hardcore melódico hasta un punk rock sin concesiones. Así mismo, la influencia de Parálisis Permanente es incuestionable aunque no quepa hablar de La URSS como un sucedáneo del grupo de Eduardo Benavente.

El repertorio escogido por La URSS para este nuevo concierto en Madrid recordó mucho al seleccionado para su última visita a la capital, si es que no fue exactamente el mismo. No en vano la banda todavía no ha pasado página y se halla en el mismo periodo de su carrera, definido por la publicación del sensacional Nuevo testamento (Humo, 2018) del que procedió buena parte de las canciones presentes en su set. Canciones como «Ante el espejo» o «Souvenires de la nada» se intercalaban con algunas intervenciones de Áfrico, en las que primaba la crítica vitriólica semioculta tras un manto de sarcasmo. Tras «Non plus ultra», el cantante conminó a los asistentes a continuar disfrutando de la actuación, ya que para eso se habían gastado un dinerito. Sus palabras parecieron hallar eco en un público que se empleó tan a fondo con los coros de «Habrá un sacrificio» como había hecho previamente con los incendiarios estribillos de Cuchillo de Fuego, hasta que finalmente Áfrico anunció que tan solo quedaban tres canciones. La banda pasó a ofrecer sendas interpretaciones de «Viejas armas, nuevas guerras», «Belleza de clase media» —que concluyó con un and we don’t care arrebatado a «God Save the Queen» de Sex Pistols— y una «Manifiesto futuro» durante la cual ofreció el micrófono al público, aunque fue Héctor —vocalista de Sudor— quien se hizo con él. Con este viaje por sus primeros álbumes La URSS dio por concluido su concierto, tras habernos recordado que siempre es posible soñar con mundos mejores.

La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
La URSS - Fotografía: Eva Sanabria
La URSS – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Este concierto de La URSS y Cuchillo de Fuego fue uno de los últimos eventos incluidos en el ciclo Sound Isidro de 2019. ¡Hasta el año que viene!

Sound Isidro: La URSS + Cuchillo de Fuego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad