Lanzadera #23: Break the Senses no borran el futuro

Lanzadera #23: Break the Senses no borran el futuro

Continuamos nuestro trayecto junto a Break the Senses de la mano de Future, Love & Chaos, su segundo trabajo de larga duración.

El tiempo transcurrido desde sus años de gloria ha hecho que nuestra memoria del grunge en ocasiones se centre en sus aspectos más amables. Los conciertos desenchufados de Nirvana o Alice in Chains han contribuido a cimentar esta percepción, quizá porque muestran las facetas más inmediatamente accesibles de grupos que hacían gala de gran dureza en sus composiciones, bebiendo tanto del punk como del metal. Sin embargo, el trío malagueño Break the Senses parece decidido a reivindicar este legado en su integridad, no sin antes pasarlo a través de su particular tamiz.

La escucha de Future, Love & Chaos (autoeditado, 2019) permite comprobar que las malagueñas aún cultivan un sonido tan cercano al metal y al hard rock como el ya mostrado en Perfect Nature (autoeditado, 2016). Esta dureza queda patente desde los primeros compases de «The Eraser», el primero de los sencillos de adelanto de este nuevo disco. La introducción de «Invasion» es probablemente uno de los momentos que remite de manera más clara al sonido de Seattle, mientras que elementos como la guitarra acústica de «Little Soldier», las frases de piano en «The Limits of Our Moonscape» o los arreglos de cuerda en «Magical Things» proporcionan un punto de suavidad quizá excesivamente deliberado.

La riqueza sonora aportada por estos elementos es incuestionable, pese a su carácter accesorio. No obstante, su valor radica en proporcionar una especie de pañuelo de seda sobre el que medir el filo rockero de la banda. Los momentos en que esta dualidad sonora de Break the Senses queda más patente se hallan en canciones como «Monster’s World», donde la ferocidad de las guitarras es complementada por la rabia inicial de la voz de Rocío, plena de matices y dotada de un talante mucho más melódico en los estribillos, además de complementada a la perfección por los coros de Priscila. Esta sabia disposición de elementos sirve como una rara sorpresa en un terreno tan hollado como el que ellas pisan, además de hacer que no resulte fácil pintar a la banda con un único brochazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.