Said Muti en El Sol

Said Muti en El Sol

Visitamos la madrileña sala El Sol para asistir a la presentación en directo de Habitación 828, el segundo álbum de Said Muti.

El nombre de Said Muti es sobradamente conocido en la escena rock de este país, gracias principalmente a su primer álbum, un De tripas rock ‘n’ roll (autoeditado, 2016) tan leal al género como su título anuncia. Su segundo trabajo ha mantenido un buen número de las señas de identidad previamente exhibidas por su creador, al tiempo que presenta una mayor variedad estilística que no teme incluir elementos más cercanos al pop. No obstante, la elegante suavidad de Habitación 828 (autoeditado, 2018) no llega a definir por completo un trabajo que se muestra tan dotado de garra como el anterior y que es probablemente el más interesante del binomio que ambos forman.

La presentación en directo de Habitación 828 ha sido el motivo de la reciente visita de Said Muti a Madrid. Así, el pasado miércoles 2 de octubre encaminé mis pasos una vez más hacia la sala El Sol, preparado para asistir a un banquete sonoro en el que el rock se serviría en generosas porciones, aunque sin que constituir el único ingrediente del menú. El músico canario salió a escena puntual, guitarra acústica en ristre y elegantemente ataviado con un traje púrpura. Lejos de estar solo, se presentaba bien escoltado por una banda completa formada por bajista, baterista, pianista y guitarrista. Ya desde «Las verdades que conté» y «No le disparen al camarero» estos secuaces de Muti dejaron constancia de su buen hacer, al tiempo que las breves intervenciones que el compositor ofrecía entre temas construían una narrativa que hilvanaba los temas de Habitación 828 en un único relato. Aún así, tuve la sensación de que «El forastero» llegaba demasiado pronto: siendo una de las mejores composiciones de su segundo álbum, quizá hubiera hallado mejor acomodo hacia el final del concierto.

Said Muti - Fotografía: Diego Nistal
Said Muti – Fotografía: Diego Nistal

Tras reclamar una cerveza para poder contar la historia que precedió a «Círculo vicioso», el compositor reemplazó su guitarra acústica por una eléctrica para virar hacia el blues con «La memoria de tu piel». En «No hay más» el rock se le fue a Muti de las manos, hasta el punto de amagar un paso del pato al estilo de Chuck Berry. Pero el cantante y guitarrista se quedó solo sobre el escenario de El Sol para ofrecer un raro momento de intimidad con «Diez copas», justo antes de que su banda regresara al completo para interpretar «De tripas rock ‘n’ roll». Con «Ahora» llegó el final de una actuación tan excelente en los aspectos técnicos —las interpretaciones individuales de los miembros de la banda fueron soberbias— como memorables fueron las emociones transmitidas por la música de Muti: algo meritorio en un tiempo en el que cada vez más a menudo se considera el rock como un género agotado, si no difunto.

Said Muti - Fotografía: Diego Nistal
Said Muti – Fotografía: Diego Nistal

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.