Dilk en el Café La Palma

Dilk en el Café La Palma

Asistimos a la presentación en directo en el Café La Palma de Hardship, primer trabajo de larga duración de los madrileños Dilk.

Fotografía: Eva Sanabria

El trío madrileño Dilk ha sido uno de mis hallazgos más recientes y el primero de los realizados este año. Que el descubrimiento viniera acompañado de la posibilidad de escuchar su propuesta en directo ha sido una coincidencia que no podía dejar pasar por alto. Así, el pasado jueves 23 de enero acudí al Café La Palma para asistir a la presentación en directo de Hardship (Cold Transmision Music, 2020), primer álbum de la banda.

El reloj no marcaba la hora de las brujas ni por asomo cuando los tres componentes de Dilk salieron a escena, aunque ellos estaban llamados a ser los protagonistas de una velada en la que el escenario sería solo suyo. Una introducción pregrabada sirvió como banda sonora mientras los tres músicos asumían sus puestos sobre el escenario, aguardando hieráticos hasta que los sonidos electrónicos alcanzaron un pequeño crescendo que finalmente desembocó en «Permafrost», el tema de electrónica primigenia que abre su disco de debut. Tras escuchar «Rip» y «Pluto» quedó claro que el grupo no solo iba a interpretar Hardship al completo, sino que además lo harían en el orden marcado por el disco.

Despejada esta incertidumbre solo quedaba relajarse, disfrutar de la música e incluso bailar. El entorno ayudaba a la consecución de un ambiente tan tétrico como ochentero —mej29or digamos vintage—, con humaredas teñidas de rojo y azul por las escasas luces que ocasionalmente rasgaban la penumbra. El concierto despegó de veras en alas del ritmo motorik de «Graveyard Orbit», consolidándose con «Leave It for Tomorrow». No obstante, las guitarras sonaban algo más atmosféricas y menos definidas que en las grabaciones y hubiera agradecido una contundencia mayor en el sonido del bajo eléctrico. Por su parte, la electrónica llegó a ser apabullante en algunos momentos como «Bright Light», con el registro más agudo de los sintetizadores casi devorando el resto de instrumentación. Con todo, el sonido de la banda hizo justicia a lo expuesto en Hardship, alcanzando notables cotas de emoción en «I Can’t Figure it Out». Quizá por ello Charles —vocalista y guitarrista— aprovechó una de las escasas pausas para despojarse de su chaqueta de cuero y entrar con mayor frescura en la recta final del concierto, marcada inevitablemente por «To Escape Myself». Al término de este último tena, los miembros de Dilk finalmente se presentaron, agradeciendo su presencia al numeroso público congregado y aportando el necesario toque humano tras haber mantenido durante su actuación la atmósfera gélida necesaria para que sus canciones desarrollaran su potencial.

Dilk - Fotografía: Eva Sanabria
Dilk – Fotografía: Eva Sanabria
Dilk - Fotografía: Eva Sanabria
Dilk – Fotografía: Eva Sanabria
Dilk - Fotografía: Eva Sanabria
Dilk – Fotografía: Eva Sanabria
Dilk - Fotografía: Eva Sanabria
Dilk – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad