Le SuperHomard + Linda Guilala + Nos Miran en El Sol

Le SuperHomard + Linda Guilala + Nos Miran en El Sol

Asistimos a un evento organizado por Elefant Records en la sala El Sol con tres de las bandas de su escudería: Le SuperHomard, Linda Guilala y Nos Miran.

Fotografía: Eva Sanabria

No me interesan demasiado los premios musicales, normalmente asuntos turbios al servicio de intereses comerciales. Los recién nacidos —y esperemos que pronto fenecidos— Premios Odeón ni siquiera se esfuerzan por disimular este aspecto, con los músicos galardonados siendo determinados por «los datos de las listas de ventas» y, por tanto, al completo servicio de las multinacionales discográficas: un total de tres conglomerados empresariales, no lo olvidemos. Un asunto tan poco estético no hace sino poner de manifiesto la relevancia de la labor de descubrimiento y prescripción de los sellos discográficos independientes, algunos de ellos tan importantes como Elefant Records. La fiesta celebrada en la sala El Sol el pasado sábado 25 de enero supone un buen resumen de la labor llevada a cabo por la discográfica barcelonesa: Nos Miran, como banda extraída de la cantera; Linda Guilala, en calidad de propuesta ya consagrada; y Le SuperHomard, como nuevo valor en auge.

He de confesar que albergaba alguna reticencia con respecto a Nos Miran desde que tuve ocasión de verlos en directo junto con Detergente Líquido. La banda aún se hallaba en sus albores —el EP Contigo (Elefant Records, 2019) acababa de ser publicado— y no guardo un buen recuerdo de aquel concierto, empañado por los problemas de afinación de la vocalista. Sin embargo, Marta Quintana se mostró más desenvuelta el pasado sábado, pasando menos tiempo guitarra en mano y más dedicada a cantar, aunque también se atreviera a empuñar el bajo en varias ocasiones. Precisamente Laura —ex bajista de Capitán Sunrise, grupo de procedencia del teclista Sergio Rodríguez— acompañaba al dúo aquella noche, aportando su habilidad vocal y, más ocasionalmente, la instrumental. De este modo pudimos escuchar canciones como el ya lejano sencillo «Humo 175», la divertida «Au 79» y una versión de «Electricity» de OMD antes de finalizar con «Contigo». Definitivamente, su concierto fue la razón que necesitaba para dedicarle más tiempo a su Todo se repite (Elefant Records, 2019).

Nos Miran - Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran – Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran - Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran – Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran - Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran – Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran - Fotografía: Eva Sanabria
Nos Miran – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Los vigueses Linda Guilala recogieron el testigo, ofreciendo un concierto tan sensacional como suelen hacerlo. Tras una tímida mirada atrás con «Chicas guapas (que van a trabajar en moto)» y un repaso de «Primavera negra», el concierto del trío pasó a orbitar en torno a los sencillos publicados durante 2019: «Estado natural», «Será más fácil» y « Agosto», posiblemente la mejor canción de esta terna. No hubo tiempo para recuperar «Verano», aunque el tren de Linda Guilala sí se detuvo en la estación de Psiconáutica (Elefant Records, 2016) durante el tiempo suficiente para interpretar «Accidente» y «Fobia social II», entre otras. La banda sonó con su solvencia acostumbrada, con la guitarra de Mari aportando las obligatorias capas de ruido, Iván percutiendo incansable sobre su batería y Eva repartiéndose entre las tareas vocales y su sintetizador, pasado por pedales de efecto y sonando a través de un amplificador de bajo: ahí es nada.

Linda Guilala - Fotografía: Eva Sanabria
Linda Guilala – Fotografía: Eva Sanabria
Linda Guilala - Fotografía: Eva Sanabria
Linda Guilala – Fotografía: Eva Sanabria
Linda Guilala - Fotografía: Eva Sanabria
Linda Guilala – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Tras dos conciertos de este calibre me sentía tentado a dar la noche por amortizada, pero aún faltaba el que se había presentado como el plato principal del menú: los franceses Le SuperHomard. Con dos álbumes ya en su haber y una intención que oscila entre el sonido twee de los años sesenta y el pop contemporáneo más barroco, el quinteto tomó el escenario y comenzó su actuación con una introducción instrumental antes de pasar a «Karaoking». La banda funcionaba como la proverbial maquinaria bien engrasada, con sus componentes intercambiando instrumentos sobre unas bases que incluían percusiones programadas y baterías acústicas, todo ello sobrevolado por la voz de una fantástica Julie Big. El trabajo más reciente de la banda es un Meadow Lane Park (Elefant Records, 2019) del que procedió buena parte de su repertorio de aquella noche: «Springtime», «Maple Key» y una fantástica «SDVB» escogida para finalizar su actuación. Aún resonaba su último acorde mientras los espectadores más mitómanos se lanzaban con avidez a recoger las hojas con el set list a modo de recuerdo. El quinteto se retiró momentáneamente al camerino, aunque no tardaron en regresar para ofrecer «Snowflakes» como, esta vez sí, su última canción.

Superhomard - Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard – Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard - Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard – Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard - Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard – Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard - Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard – Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard - Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard – Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard - Fotografía: Eva Sanabria
Superhomard – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.