Joder Juan se pilla la gran borrachera cósmica

Joder Juan se pilla la gran borrachera cósmica

La banda madrileña Joder Juan acaba de publicar su primer EP titulado Días de gloria pero no mucho, donde despliega toda su artillería de pop centennial.

Fotografía: Héctor Barrionuevo

Los millennials empiezan a dar paso ya a los centennials (o la generación Z, como los llaman algunos) en esto de las bandas emergentes. Es decir, estamos hablando de que aquellos nacidos más allá de mediados de la década de los noventa (años en los que seguro que más de uno de los lectores de este artículo ya movía la melenilla al ritmo de Nirvana) empiezan a hacer también sus pinitos musicales. Prueba de ello es la reciente irrupción de los imberbes Joder Juan en la escena madrileña.

Dejando las segmentaciones generacionales aparte, vamos a hablar del grupo propiamente dicho. Joder Juan son Juan Rico (guitarra), Jaime Medina (Bajo), Blanca Marín (Voz) y Harold Isaguirre (batería), cuatro jóvenes que, como tantos, se juntaron hace más o menos un año en Madrid para empezar a hacer un poco de ruido y pasar el rato.

Tras salir de un concierto de Airbag en La Riviera, con uno de sus miembros (Harold) un tanto magullado tras un intento fallido de mosher desde el escenario, los cuatro amigos decidieron que había llegado el momento para empezar a lanzar sus alaridos sónicos al mundo. Así que se pusieron a maquinar lo que sería su primer lanzamiento, el cual, tras varios amagos iniciales, finalmente vio la luz el pasado 14 de febrero, día de San Valentín, cumpliendo por fin las amenazas que llevaban vertiendo en las redes sociales desde hacía ya algún tiempo.

Bajo el título de Días de gloria pero no mucho (autoeditado, 2020) los recién llegados nos presentan cuatro canciones repletas de desparpajo pop, letras incisivas y actitud vocal por doquier, encabezada por su frontgirl, Blanca. Grabado y producido por Mario Vian (Brothers Till We Die), los dejes del nuevo sonido noise pop estatal al estilo Carolina Durante, Mediapunta o Ginebras son bastante obvios y palpables a lo largo de los cuatro temas, lo cual no disminuye un ápice de la personalidad que desbordan y que queda reflejada en temas como «Borrachera cósmica», el primer sencillo, donde nos revelan una historia de viajes lisérgicos, quién sabe si basada en hechos reales o no.

El pop punk un tanto rabioso e hiriente de «Trastes y desastres», donde no dejan títere con cabeza entre los fans de Leiva, da paso a «Canciones para nadie», cuya melodía podría traer reminiscencias de un rock urbano un poco más añejo y noventero. Por último, cierran con «Billetes», una de mis favoritas, y para mí el hit del EP. Toda una declaración de intenciones en la que, como ya hiciera John Lydon y sus secuaces en la gira Filthy Lucre Live, las chicas nos dejan claro que para ellos la pela es la pela, pero todo ello aderezándolo con una bonita melodía guitarrera.

Ahora solo queda comprobar si, en los próximos tiempos, Joder Juan sigue cumpliendo sus amenazas y empiezan a prodigarse también en los escenarios. ¡La cosa promete!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.