Kati Golenko: «El artista actual debe ser polivalente»

Kati Golenko: «El artista actual debe ser polivalente»

Hace unas semanas hablamos con Kati Golenko sobre su primer disco, Flamenco Americana, un EP donde se reúnen sus raíces musicales y su presente emocional.

Para quien no te conozca, quién eres, qué haces y qué hace una estadounidense en Madrid tocando flamenco.
Soy Kati Golenko y empecé a tocar la guitarra y el piano. Después descubrí a los Gipsy Kings que, aunque sé que no son españoles, son quienes me metieron en la senda del flamenco. Después también llegó Paco de Lucía. Yo quería aprender a tocar eso, pero nadie sabía enseñarme. Fui entonces a un tablao en Arizona y descubrí que era lo que quería hacer. En mi año Erasmus fui a Sevilla y me enamoré del flamenco entonces. Soy una inmigrante del flamenco. Mis padres son polacos así que tampoco me siento estadounidense. Soy un alma libre [risas]. Ya llevo cinco años en España y, aparte de lo que ya sabía, he tomado aquí clases de guitarra y de cante. Además, he comprobado que mucho extranjero viene por el flamenco pero en el sentido turístico, no en el sentido afectivo. O sentimental. Y al cantarlo en otro idioma creo que puedo conseguir que el flamenco sea aún más internacional. Ese es mi mensaje.

¿Cuándo deja un artista de ser emergente? ¿Es un adjetivo que te incomode?
Creo que el término está muy aceptado por todos porque hay mucha gente que está intentando triunfar en este mundo de la música y no hay que tomárselo a pecho. Un artista emergente ya está creando su visión, su propio producto para poder venderlo y que el público te ubique. Es un término muy apropiado.

Intuimos que la dedicación a la música ocupará un espacio muy grande de vuestro tiempo. En vuestras relaciones laborales, diarias, personales… ¿qué lleva consigo el dedicarse a la música?
Tengo otro trabajo aparte de la música, pero quiero que la música sea mi trabajo [risas]. Así que no creo que esté quitando tiempo de mi vida, al revés: quiero dedicarme a ello a tiempo completo. Soy feliz creando en casa.

¿Crees que el modelo actual musical ayuda al artista emergente? ¿En qué crees que es necesario hacer (o no) cambios?
Creo que ahora es más importante que nunca que los artistas tengan muchos registros y que sean polivalentes. A la vez también veo que es muy importante saber venderte. Tú quieres vender algo, que la gente sienta tu música, pero si no sabes cómo hacerlo tienes que confiar en otra persona que te ayude a, en cierto modo, conectar con ellos. En ese sentido no es fácil, porque al músico le enseñan que ha de ser perfecto en la música, pero después descubres que también debes de conocer otros aspectos alejados de lo meramente musical. También creo que hay muchos mundos, independientes, donde se busca gente nueva para ayudarla a que crezca… También creo que es importante que los artistas aporten un mensaje, su mensaje, al público. Ahora le toca a los propios artistas hacer el trabajo que antes hacían las discográficas. Y quitarnos esa idea de que necesitamos saber ya todo para publicar un disco: tenemos toda la vida para seguir aprendiendo.

¿Qué opinión tienes de los festivales que inundan la programación?
La verdad es que he tocado en un festival aquí en España que era sobre la mujer en el flamenco y ahí encajé genial, pero poco más. En mi género, se apuesta más por los artistas noveles en festivales más de pueblos o localidades pequeñas o en los Veranos de la Villa… Más que aparecer en uno u otro festival, lo importante es que la gente se mueva.

Por cierto, el pasado verano tocaste en Alemania. En ese sentido, ¿encontraste mucho cambio entre el público español y el alemán?
Allí nos encontramos con un público que sólo conocía los estereotipos así que era fácil impresionarles en ese sentido. También he tocado en Estados Unidos ante un público entendido y ahí sí que se nota un cambio porque son muy puristas. Aquí en España lo que se nota es que la gente que va a los conciertos no son sólo puristas; sencillamente es público que disfruta con el flamenco. Hay un poco de todo. Cada concierto también es diferente. Depende del tipo de público, del tipo de escenario…

¿Cómo te preparas para un concierto?
Soy muy estudiosa [risas]. Superperfeccionista. Les aconsejo a los que quieran adentrarse en la música que huyan de tanta perfección [risas]. Ensayo con los otros artistas, repaso los textos… mis actuaciones mezclan la improvisación con los ensayos.

¿Desde cuando te viene este fervor por el flamenco? ¿Resulto España/Sevilla/Madrid como te lo esperabas?
Siempre me encantaban las melodías españolas. Empecé con la guitarra clásica así que creo que desde ahí. Después en Sevilla me decepcioné un poco porque me crucé con gente que sabía que a los extranjeros les gusta mucho el flamenco y pretendía sacarte dinero por ello. Fue difícil al principio. Además era un ambiente más cerrado. Al volver a Estados Unidos encontré varias comunidades también amantes del flamenco y descubrí que no era tan rara [risas]. Ahí sí que aprendí mejor y me sentí más cómoda. Después llegué a Madrid porque tenía profesor aquí y puedo decir que he encontrado una comunidad más abierta. Estoy muy feliz. Hay mucho nivel, puedes tener un poco de todo. No quiero decir que Sevilla sea un mal lugar, pero en el momento de ser novata, fue difícil para mí.

¿Has encontrado algún tipo de traba, problema en el mundo flamenco por ser mujer y, además, gustar de mezclarlo con otros estilos?
Con lo de ser mujer sí que sigue siendo una actitud… cómo decirlo, de cara al espectáculo aún se elige a una mujer por algo estético. Creo que es un mal que tiene que pasar porque la gente que te contrata no piensa en una mujer tocando la guitarra. El mundo del flamenco sigue estando dominado por hombres, pero sé que hay entornos que no son así. Trabajo con hombres que me apoyan y creen en mi proyecto. Quizás noto más el rechazo por ser extranjera haciendo flamenco. No hay, por decirlo de algún modo, discriminación positiva hacia el extranjero.

Este año has publicado tu primer disco, Flamenco Americana [Nudacy Records, 2020]. ¿Qué vamos a encontrar en él?
Encontramos varias maneras de expandir las fronteras del flamenco. La primera y más sencilla es haciendo covers de canciones conocidas por todos. La percusión y guitarra es flamenca pero la letra es en inglés. Como ocurre con «Ain’t no Sunshine» y «Somewhere Over the Rainbow». También hay canciones propias escritas por Miguel y por mí. Tienen más base flamenca y con ellas queríamos romper el estereotipo de que los extranjeros no pueden componer [risas]. Tenemos unos fandangos que van muy bien para el baile y para hacer unos estribillos. Choca además porque los canto en español y el público siempre se queda muy sorprendido con ello. Tenemos otra que es una propuesta de seguidilla —como lo estamos viendo con Rosalía o con María José Llergo—, que es más pop y luego una canción instrumental para que se note que soy guitarrista [risas].

Si quieres investigamos más sobre cada uno de los temas originales. El primero es «I can’t deny my fate».
Yo aprendí una seguidilla tradicional llamada «Reniego de mi sino» y cuando quería escribir mi propia seguidilla más moderna no quería dar ese mensaje. Quería justo lo contrario. La letra, además, tiene que ver con mi propio destino. Si ves mi carta astral, las líneas forman una cometa —según los astrólogos— y esa cometa significa que tú estás volándola sin saber adónde va, pero va hacia delante. Estás en ese camino a oscuras pero sabiendo que te estás forjando tu destino, un destino que te va a llevar a tu lugar.

Uno más, «Islas del Cielo».
Es una rondeña. En el mundo flamenco es común titular con algo relacionado con la naturaleza. Es una sierra de Tucson de donde soy. Esa canción cuando la toco me recuerda a mi vida en Estados Unidos, me recuerda al pasado y a cómo he salido hacia adelante.

Y también «Siempre te tengo presente».
Aquí ya he pasado mis penurias [risas]. Trata sobre una relación en la que al principio no sabía dónde iba. Veía que no me decían la verdad al principio y cómo las cosas han cambiado a mejor. Por suerte [risas].

17
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.