Lanzadera #36: Capitán Sunrise

Lanzadera #36: Capitán Sunrise

El grupo madrileño Capitán Sunrise es una de las propuestas que hemos seguido con especial interés desde nuestro nacimiento como publicación y justo es que los invitemos a subir a nuestra Lanzadera.

Aplicar el calificativo «emergente» a una banda con diez años de recorrido puede parecer algo condescendiente, pero tal es la naturaleza de una despiadada industria musical en la que es posible publicar discos y formar parte de la programación de grandes eventos sin que ello suponga una vía a la profesionalización. El nuevo paradigma consistente en usar las plataformas de streaming como escaparate y tratar de ganarse la vida en festivales se tambalea ahora ante la situación de emergencia sanitaria, pero por el momento ello no ha impedido que las bandas que componen la escena que podríamos llamar «de base» continúen publicando y promocionando su trabajo. Una de estas propuestas es Capitán Sunrise, longeva banda madrileña cuyo fichaje por la discográfica Jabalina precedió en unos meses a la publicación de su segundo álbum.

Capitán Sunrise nació en algún momento del ya lejano 2009, con una formación inicial que poco tiene que ver con la actual y donde el cantante y guitarrista Santi Diego ha sido la única constante a lo largo de su trayectoria. Esto no quiere decir que se trate de un proyecto personal, sino que nos encontramos ante una propuesta que surgió con vocación de banda y cuyo núcleo central lleva años manteniéndose estable, actualmente formado por Noelia Cabezas (voz), Andrés Rebolledo (guitarra), Francisco Jiménez (batería) y Paco Cuenca (bajo y teclados).

No me dejes sin mi sangre, bastante lo hace ya el gobierno
También el libre mercado, ninguno cesa en su empeño

El sonido de Capitán Sunrise remite inevitablemente al de algunos de sus héroes declarados como Belle and Sebastian, si bien no debemos olvidarnos de mencionar aquí bandas como Camera Obscura o Saint Etienne junto con propuestas patrias como Klaus & Kinski. Pero aunque el pop de carácter barroco y elegante sea la marca de la casa, un buen número de elementos synth pop y power pop ayudan a crear una carta de identidad única para la banda. Las letras de Santi Diego terminan de conferir al grupo su particular personalidad, con un imaginario marcado por el amor por lo japonés —alejado de extremismos otaku, eso sí—, referencias literarias, costumbrismo madrileño y un creciente interés por la política visible en versos como «No me dejes sin mi sangre, bastante lo hace ya el gobierno / También el libre mercado, ninguno cesa en su empeño» o «Por tu culpa desaparezco como la socialdemocracia». Este aspecto basta por sí solo para que Capitán Sunrise no encaje en la intrascendencia pop a la que tan a menudo se ha intentado relegar su música y, aunque algunos de sus elementos líricos tengan mucho de solipsismo adolescente, sus letras revelan una visión del mundo en la que el compromiso social no es un tema menor. Estos aspectos alcanzan su cenit en «Los dramas del primer mundo», canción que da título a un segundo álbum publicado recientemente y que ha sido el pretexto que hemos escogido para repasar su discografía.

 

Corazón de superhéroe (2010)

El debut de la banda llegó hace ya una década y en Corazón de superhéroe (autoeditado, 2010) se dejan ver algunos de los elementos que pueblan sus letras hasta hoy, como la fascinación por Japón y un malasañismo militante visible en menciones a locales como Lolina o el Café la Palma. El envoltorio sonoro es quizá más unidireccionalmente twee de lo que podemos escuchar en sus trabajos actuales.

 

El chico más guapo de la galaxia (2012)

El segundo EP del grupo apareció un par de años más tarde, publicado por Elefant Records dentro de su colección New Adventures in Pop. El chico más guapo de la galaxia (Elefant Records, 2012) recupera «La montaña rusa» y muestra una formación de Capitán Sunrise en forma de hipertrofiado septeto, muy distinta de la actual pero que ya cuenta con Noelia Cabezas en su seno.

 

Instrucciones para silbar bajo el agua (2014)

De vuelta a una formación más comedida en tamaño, Capitán Sunrise publicó Instrucciones para silbar bajo el agua (Discos de Kirlian, 2014). En este primer trabajo de larga duración encontramos muchas de las canciones que han cimentado la reputación del grupo, como «El cubismo, la vanguardia», «Superman enamorado» o una «Superplan B» de guitarras más musculosas de lo usual.

 

Ventajas de vivir en un árbol (2017)

Una década de carrera da para mucho y prueba de ello es Ventajas de vivir en un árbol (Discos de Kirlian, 2017), un disco que reúne un puñado de canciones inéditas junto a nuevas versiones de algunos temas ya conocidos y añade la completamente nueva «Abrazos gratis en la Puerta del Sol». Las respectivas colaboraciones de MijaílCristina Quesada en «Canción de Aki y Sakutaro» y «No me da miedo Frankenstein» añaden brillo adicional a un trabajo tan interesante como variado.

 

Dramas del primer mundo (2020)

Las colaboraciones son también un elemento destacado de Dramas del primer mundo (Jabalina, 2020), un segundo trabajo que se ha hecho esperar. La Bien Querida, La La Love You, Lecciones de Vuelo y Salvador Tóxico han sido las propuestas amigas que han colaborado con Capitán Sunrise en este nuevo trabajo, pero la banda ha preferido no darles una relevancia excesiva y ha escogido canciones diferentes como sencillos. «Mientras sobrevolaba Tokio» y «Bésame antes de que cambie el gobierno» fueron los temas elegidos para anticiparlo, mientras que «Luna roja» ha sido dotada recientemente de un videoclip promocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.