Lanzadera #36: Capitán Sunrise, dramas, política y pop

Lanzadera #36: Capitán Sunrise, dramas, política y pop

Capitán Sunrise le canta al pop y a la política. A la cultura popular y al (des)amor en Dramas del primer mundo, su último disco.

El pop, habitualmente denostado por su capa blanda y amoldable, se está estableciendo como un género desde el que resultar crítico. Y no se desenvuelve nada mal en esta nueva naturaleza. Las melodías pegadizas y brillantes conviven en armonía con letras afiladas y pronunciamientos políticos y sociales. Como muestra de ello, nada mejor que escuchar el último disco de Capitán Sunrise, Dramas del primer mundo (Jabalina, 2020). Personalmente, un grato descubrimiento para estos días incompletos.

Capitán Sunrise compagina su estela de indie pop marcada a fuego en la vida de todo alternativo nacional desde los orígenes de La Buena Vida, Nosoträsh o La Costa Brava sin olvidarse de fórmulas más comerciales y electrónicas o del pop actual de grupos como Detergente Líquido o El Buen Hijo. Sus melodías hacen que tu cabeza juegue a ser concursante de Fama, necesitando de una segunda escucha para desmigar todo el contenido de sus letras. Con cada nueva reproducción, un nuevo matiz, una demostración de que la fórmula del pop no tiene porqué ser vacía. Otra cuestión es que así sea en los ejemplos ahora presentes en las radiofórmulas (pero eso es harina de otro costal).

Capitán Sunrise eligió como sencillos «Luna roja», «Mientras sobrevolaba Tokio» y «Bésame antes de que cambie el gobierno». Temas elegantes, pegadizos y ejemplares de lo que implica una canción del quinteto madrileño: POP. Sofisticado. De estar por casa. Envenenado. Mayúsculo. Sintonizando con la electrónica de OBK o mostrándose como candidatos a convertirse en la canción de La Vuelta a España ciclista. Además, también han sabido rodearse de artistas de entidad y coherentes con su misma línea de creación. Es así como nos encontramos con la presencia de La Bien Querida («La llamada ganadora»), La La Love You («Campaña electoral»), Lecciones de Vuelo («Plutón vuelve a ser planeta») y Salvador Tóxico («La librería»). Valores añadidos a unas canciones sublimes por sí solas. Por el equilibrado uso de sintetizadores y guitarras. Por su manera de escudarse del dolor con ironía, por jugar a ser rockstars.

La cultura pop resulta recurrente para Capitán Sunrise y se cuela en sus canciones de manera natural. A la exterminadora de vampiros Buffy  se le añaden Mario y su primo Luigi («Error de programación»), Pokémon («Los dramas del primer mundo») o el Delorean («Spoiler de un final inesperado»). Series, política, televisión, videojuegos y aplicaciones móviles nutren unas letras que demuestran que la salud de la lírica española está en uno de sus mejores momentos. Que se puede hablar de las rutinas como si fuesen algo excepcional sin perder la perspectiva: el objetivo es hacer buenos temas. Y los madrileños lo consiguen con creces. No hay más que darle una escucha atenta al tema que da nombre al disco: un temarraco que tiende la mano a Detergente Líquido, quita intensidad al «K.O. Boy» de Luis Ramiro y rememora a The Smiths. Ni olvidar «Confesiones de un tarado emocional» ni «Me has convertido en el mes de enero». No hay canción de relleno. Todas son singles en potencia.

Si Madrid se corrompe, yo quiero vivir en el mar
Si el mundo se acaba, junto al mar será el mejor final

Capitán Sunrise son canciones. Tomarse chupitos cada vez que Venezuela aparezca en los debates políticos televisados. Tirar de Netflix para no quedarse encerrado en casa. Porque como bien cantan en «Campaña electoral»: «Si Madrid se corrompe, yo quiero vivir en el mar / Si el mundo se acaba, junto al mar será el mejor final». Si Madrid se corrompe, yo quiero vivir escuchando a Capitán Sunrise.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.