Elías, Ignacio y la grandeza española

Elías, Ignacio y la grandeza española

Algunos años después de lo prometido ha llegado el primer álbum de Elías e Ignacio, inclasificable dúo musical afincado en Madrid.

Fotografía: Corazón Gallardo

Finalmente los rumores sobre el hipotético primer álbum de Elías e Ignacio se han visto confirmados y la música del dúo ha sido compilada en un trabajo de larga duración. Con este disco Fulgencio Pimentel ha pasado a diversificar su labor editorial para convertirse también en discográfica: Música española (Fulgencio Pimentel, 2020) es el título que ha recibido este primer artefacto sonoro.

Sin embargo, el dúo ha optado para la ocasión por hacer desaparecer sus EP Se separan (autoeditado, 2014) y Sangría (autoeditado, 2015), así como el sencillo «2015» y el descacharrante diaporama que hacía las veces de correspondiente vídeo musical. El motivo no es otro que la inclusión en el nuevo álbum de todas las canciones procedentes de estos primeros trabajos y, aunque su escucha sigue siendo posible, siempre me causa no poco desconcierto que los grupos hagan desaparecer su discografía primigenia cuando llega el momento de publicar un trabajo de supuesta mayor entidad. La ya conocida «Sangría» ha sido el tema escogido como sencillo promocional del lanzamiento, acompañado de un videoclip de animación realizado por Rocío Quillahuaman.

La particular idiosincrasia de Elías e Ignacio sumada a esta publicación previa de la mitad de las trece canciones incluidas en el álbum hace que Música española albergue escasas sorpresas, al menos para el buen conocedor de su propuesta. Superficialmente podría parecer que los músicos no se toman demasiado en serio a sí mismos, incluso cabiendo en lo posible que algún oyente casual llegue a identificar su sentido del humor con falta de seriedad. Sin embargo, el trabajo de producción de Elías Fraguas pone de manifiesto la existencia de una extraña personalidad propia que asoma tras los eclécticos ejercicios de estilo presentes en muchas de sus canciones: desde el folklore andaluz mezclado con chiptune de «Azúcar y sal» hasta el reguetón aderezado con bakalao y eurodance en «Música y amor», sin olvidar la jota de «Si verdades no fueran». De hecho, las pretensiones de Elías e Ignacio podrían interpretarse como no dejar ningún palo musical sin tocar, tratando de exhibir un abanico sonoro tan amplio como resulte posible. Los textos de Nacho García son el otro pilar de la propuesta, tan capaces del chascarrillo y la humorada como de transmitir emoción e intensidad: a veces de una manera magistralmente simultánea, como sucede en una «2015» que puede que esté basada en hechos reales. O tal vez no. Pero en ningún caso la vis humorística de Elías e Ignacio debería llevarnos a pensar que nos encontramos ante una obra de intención simplemente paródica o que busque la risa fácil: Música española es ante todo un trabajo hecho desde el amor.

Música española no solo puede ser escuchado en los servicios de streaming usuales, sino que está disponible en un perdurable formato de disco de vinilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable segundopremio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.