Elías e Ignacio: «Lo mejor es hacer cosas bonitas con los medios que tengas»

Elías e Ignacio: «Lo mejor es hacer cosas bonitas con los medios que tengas»

Nos reunimos con Elías e Ignacio para hablar de su flamante nuevo álbum y de las ideas subyacentes bajo su música y su puesta en escena.

Fotografía: Eva Sanabria

Aunque ya os conocemos, no puedo resistir la tentación de preguntaros cómo comenzó la andadura de Elías e Ignacio como proyecto musical.
Ignacio Yo había tenido algunos proyectos de bandas que fracasaban estrepitosamente, con personas que tampoco eran músicos. Mi sueño era tener un grupo de punk, pero ni a eso llegaba.
Elías Eran bandas que se conceptualizaban estando de borrachera.
Ignacio Con la que más pesado estuve fue con Mecano 2, hubo gente que se animó mucho porque el nombre les gustaba pero al final no llegó a nada.
Elías Otro gran nombre de banda era Cochazo.
Ignacio Con Cochazo empecé cuando fui a vivir a Logroño, pero fue con Elías cuando comencé de verdad a hacer canciones, aunque ya había escrito algunas antes y recuperé ciertas ideas de ellas.
Elías Pero nuestro grupo realmente comenzó porque estábamos aburridos en verano.
Ignacio Ambos en paro [risas].
Elías Empezamos a hablar de cuplés y zarzuelas, Nacho me dijo que siempre había querido hacer canciones y como yo llevaba años sin hacer nada le propuse hacer cosas. Al día siguiente se vino a mi casa y comenzamos a escribir «Las chinas guapas», «Grandeza española» y «Toda la noche». Y al verano siguiente Nacho me pidió que escribiera una canción que se titulara «Sangría».
Ignacio Pero todo muy desperdigado en el tiempo, por eso este disco parece hecho de singles. Siempre nos movíamos en torno a la idea de la música española y al final ha terminado teniendo cierto sentido, aunque no fue hasta hace dos años que decidimos llamar Música española al disco y encontrar ese hilo conductor. Nos salió muy natural.

A veces se dice que los discos sirven como retrato de un grupo en un momento determinado del tiempo, pero es cierto que Música española [Fulgencio Pimentel, 2020] muestra vuestra trayectoria vital casi a modo de greatest hits.
Elías Sí, de hecho yo lo siento así. Cada canción tuvo una motivación a excepción de las últimas canciones, «No tienes perdón de dios» y «Triste y español».
Ignacio Sí, están pensadas para completar el disco con lo que faltara. Mi primera idea era una canción mesiánica de diez minutos, al estilo de las más aburridas de Los Planetas, pero Elías hizo lo que le dio la gana, como siempre [risas].
Elías ¡Pero conseguí enlazarlas bien!
Ignacio Sí, está genial. Gracias, Elías. Enhorabuena, muy buen trabajo [risas].

Elías e Ignacio - Fotografía: Eva Sanabria
Elías e Ignacio – Fotografía: Eva Sanabria

El humor es algo intrínseco a nosotros y forma parte de cómo nos relacionamos.

También me llama la atención vuestro tratamiento de géneros como la zarzuela, que muchas veces se reivindican desde la ironía. Sin embargo, vuestra apreciación de ellos parece sincera.
Ignacio Para nosotros es sincera, aunque ello no quita que usemos el sentido del humor. El humor es algo intrínseco a nosotros y forma parte de cómo nos relacionamos, aunque en cuanto aparece la gente tiende a confundirlo con la parodia. Nada más lejos de la realidad: nosotros hacemos esto con un pelín de ironía, pero desde el respeto.
Elías En el Reino Unido todo el mundo utiliza los géneros propios con un punto de ironía y nadie considera a Blur o Pulp como grupos de broma.

Es cierto que el sentido del humor se trabaja poco, aunque hay grupos como Camellos que emplean el humor como una de sus principales armas.
Ignacio Sí, ahora han salido grupos de guitarras que utilizan el humor, no les he prestado demasiada atención pero parece que ha surgido una especie de estela rara dejada por Los Nikis. El problema es cuando el electropop entra en juego y el humor se confunde con el petardeo… que no pasa nada, el petardeo está muy bien, pero a nosotros nos interesan otras cosas.
Elías En España no entendemos las letras en inglés y por ello tenemos una concepción del rock y del pop que yo creo que es errónea. La gente interpreta literalmente «Born in the U.S.A.» de Bruce Springsteen o no entiende a Bob Dylan, por ejemplo. Asimilamos las poses y los clichés, pero no el contenido ni la ironía.
Ignacio Con todo esto no es que pretendamos que nos tomen en serio: a mí me da exactamente igual, pero que se entienda que no somos La Charanga del Tío Honorio. ¡Solo eso! [risas].

Elías e Ignacio - Fotografía: Eva Sanabria
Elías e Ignacio – Fotografía: Eva Sanabria

Disfrutamos de nuestros conciertos, aunque sean una farsa en cierto sentido

Tal vez vuestra particular forma de presentar vuestra propuesta en directo ayude a ese tipo de interpretaciones.
Elías Está pensada hasta cierto punto, pero tampoco mucho. Surgió naturalmente pero con algo de intención de cachondeo y transmisión de mensaje. Yo comencé a bailar en nuestro segundo concierto porque necesitaba hacer algo: en el primero me limité a estar sentado en una silla, que conceptualmente estaba bien pero me aburría. Hasta que, haciendo una prueba de sonido comencé a mover las manos al ritmo de la música y pensé en bailar, aunque nunca había bailado en la vida. Salió bien y preservamos la fórmula, que conceptualmente nos mola mucho porque ni siquiera fingimos que tocamos los instrumentos y yo mismo pincho la música con un mp3 para que quede claro que no estamos engañando. Se conformó de manera natural aunque realmente primero lo hicimos y después lo pensamos, si bien todo tenía sentido. Yo venía de estar en bandas sesudas desde los trece años, en las que nos tirábamos dos años ensayando para dar un concierto en el que todo fallaba y para mí fue liberador. Tanto Nacho como yo disfrutamos de nuestros conciertos, aunque sean una farsa en cierto sentido.
Ignacio Son más actos performáticos que conciertos.

Elías e Ignacio - Fotografía: Eva Sanabria
Elías e Ignacio – Fotografía: Eva Sanabria

Mola que los conciertos sean en cierto modo tu ensayo y no sepas muy bien lo que va a pasar.

Pero en el fondo estáis mostrando vuestro trabajo como cualquier otra banda, aunque con el acento puesto en el componente lúdico.
Ignacio También está claro que entra en juego la vagancia, porque así no tenemos que ensayar [risas]. Pero más que vagancia es simplificarnos la existencia. Muchos grupos acaban cabreados entre ellos o separados por no tener tiempo para ensayar, pero nosotros somos amigos y no queremos enfadarnos. Además mola que los conciertos sean en cierto modo tu ensayo y no sepas muy bien lo que va a pasar. En ellos entras en un contexto muy raro, con las luces y el público, e intentas dar salida a cosas que en tu día a día no puedes mostrar.
Elías Todos hemos estado en conciertos de rock donde las posturas están estudiadas y todo es coreografía. Nosotros tenemos una parte de coreografía, pero preservamos nuestra frescura y por eso en los conciertos realmente no sabemos lo que va a ocurrir. A veces veo vídeos de Nacho en directo y me sorprende lo que estaba haciendo.
Ignacio Yo también veo a veces pasos de baile de Elías que me dejan… [risas].

¿Alguna vez llegasteis a pensar en formar una banda al uso?
Ignacio No. Muy al principio pensamos que habría que llevar un sintetizador o algo así. ¿Pero qué sentido tiene? La gracia de las canciones de Elías está en la producción y presentarlas como son sin vestirlas de otra cosa nos parece más sincero.
Elías La primera vez que tocamos Nacho me dijo que llevara al menos un portátil [risas]. Como hacen muchas bandas, que luego le dan al play como nosotros… ¡pero llevan un portátil! Yo le dije a Nacho que me daba mucha pereza y que iba a llevar el mp3.
Ignacio Lo del mp3 es guay, es una cosa anacrónica que queda genial. Por otra parte no somos ni el primer ni el último grupo que ha hecho esto y llegamos a la conclusión de que tenía sentido para nosotros.
Elías Encaja bien con la estética que desprendemos y la forma en que nos comportamos.
Ignacio El normcore. Aunque también somos un grupo muy marciano.
Elías Yo no me doy cuenta de eso; quizá sea por la idea que tengo de nosotros, pero para mí todo es muy normal.

Elías e Ignacio - Fotografía: Eva Sanabria
Elías e Ignacio – Fotografía: Eva Sanabria

Lo importante es que nuestro disco existe y es un objeto guay.

Abordando ya el tema de vuestro primer álbum, creo que la primera vez que os oí decir que el próximo año grabaríais un disco fue en 2017.
Ignacio O incluso antes [risas]. Se fue demorando por cosas de la vida, cosas que tienen que ver con nosotros y cosas que no controlamos.
Elías A Nacho no le gusta la expresión, pero es la «burocracia del disco». Hay mil cuestiones que pueden causar demoras, incluso en el nivel de la autoedición.
Ignacio En nuestro caso, Fulgencio Pimentel no es una discográfica, sino una editorial con un calendario apretadísimo.
Elías Para ellos era una cosa nueva y un producto arriesgado, así que al final se nos ha ido el tiempo.
Ignacio Pero aquí está y estamos muy contentos. Lo importante es que nuestro disco existe y es un objeto guay.
Elías Es un acto de amor, más que de negocio.

Coincidiendo con la publicación de Música española habéis borrado vuestros anteriores EP. ¿Vuestro álbum contiene la mejor versión de vosotros mismos?
Ignacio La decisión de borrarlo todo viene dada porque todas las canciones ya están en el disco y la idea era no confundir a la gente que llegara a nosotros por primera vez, aunque a Elías le daba un poco igual. También hemos borrado el videoclip de «2015» porque estamos haciendo uno nuevo que bebe de las mismas fuentes. Es mi canción favorita de Elías e Ignacio y me gustaría que tuviera un videoclip a la altura.
Elías El último empujón del disco fue acabar las canciones nuevas, «No tienes perdón de dios» y «Triste y español». Esta última y «Música y amor» son las canciones más pensadas del disco y salieron exactamente como la imaginé. Cuando las escucho hoy reconozco los errores pero me flipa que funcionen tan bien, pese a mis limitaciones como productor y técnicas: están grabadas en mi dormitorio. Yo trabajo haciendo música electrónica para videojuegos y animación y eso es controlable, pero es muy jodido controlar una cacofonía con coros e instrumentos acústicos. Conseguir eso con mucho trabajo y medios limitados es increíble.

Elías e Ignacio - Fotografía: Eva Sanabria
Elías e Ignacio – Fotografía: Eva Sanabria

Ahora que nos hemos quitado la publicación del disco de encima podemos dedicarnos a otras cosas.

¿Cuáles son vuestros planes para el futuro, en unas circunstancias en las que será difícil presentar vuestro trabajo en directo?
Ignacio Nos haría ilusión presentar el disco ahora, aunque el otro día estaba cenando con Luis, de Espanto, y me contó que ellos presentaron Rock’n Roll [Austrohúngaro, 2012] dos años después de su publicación. Da rabia, pero estamos como todo el mundo, a la espera de acontecimientos.
Elías Lo que no tiene sentido es que se celebre el Starlite. Qué pasa, ¿los festivales de los pijos sí se celebran y los conciertos en bares no?

 

Elías e Ignacio - Fotografía: Eva Sanabria
Elías e Ignacio – Fotografía: Eva Sanabria

Nuestro disco está todo el rato arriba y tuve que insistir para meter alguna canción de relleno.

La tónica actual a la hora de publicar un disco es desgranar los sencillos poco a poco y culminar con la publicación del álbum. Sin embargo, con Música española vosotros habéis procedido al revés.
Ignacio Incluso eso, que no ha sido premeditado, tiene que ver con nuestra idea de la música española.
Elías Cada canción era un single, por eso nuestro disco está todo el rato arriba y tuve que insistir para meter alguna canción de relleno, como «Juegos de mesa». Que es una canción que me gusta, pero está pensada para ser como «Fitter, happier» en OK Computer y equilibrar el disco, permitiendo descansar.
Ignacio Pero todo forma parte de la gracia intrínseca del disco, que funcione como un grandes éxitos.
Elías Por eso sacar singles tiene sentido. Es una forma de reivindicar canciones como «Triste y español», que por estar al final del disco será una de las que menos escuche la gente.

Supongo que la autogestión es importante para vosotros, ya que parece que habéis tomado la mayor parte de las decisiones que afectaban al disco.
Ignacio Las decisiones que se han tomado desde la editorial tenían que ver sobre todo con el orden de las canciones. César Sánchez tenía muchas cosas que decir sobre la producción y otros aspectos. Pero las canciones estaban en un punto en el que hubiera sido difícil volver atrás, así que hubo negociaciones hasta alcanzar una solución que satisfizo a todas las partes. César dedicó horas hasta dar con el track list definitivo.
Elías No es que haya sido algo planificado, pero tanto Nacho como yo hemos dicho que no nos hace falta contar con un disco físico, aunque está guay tenerlo y la primera vez que lo vi, me emocioné. Hay tan poca gente que vive de la música aquí que lo mejor es hacer cosas bonitas con los medios que tengas. Ahora estamos en la fase de disfrutar.
Ignacio A mí me haría ilusión sacar un casete, porque yo colecciono casetes y le tengo cariño al formato.
Elías A mí me hace más ilusión sacar una camiseta de Elías e Ignacio.
Ignacio Este grupo nos ha dado muchas pequeñas alegrías, como tocar en Siroco un montón de veces, tocar en Fotomatón y sentirnos como en casa o ir a Murcia. De no ser por el grupo no las hubiéramos hecho y una canción como«2015» trata sobre eso.

¿Qué cabe esperar de un futuro trabajo vuestro?
Elías
Ahora que nos hemos quitado la publicación del disco de encima podemos dedicarnos a otras cosas.
Ignacio
Nos tenía paralizados, no podíamos pensar en música nueva ni en el futuro. La idea es ir sacando estos singles y experimentar cosas nuevas con sus caras B. Queremos hacer música nueva cuanto antes porque nosotros mismos nos hacemos esa pregunta y sentimos curiosidad porque sabemos que no será lo mismo que Música española. De hecho ya tenemos algunas ideas y premaquetas sobre lo que podría ser un nuevo EP. Tenemos sospechas, pero no respuestas.
Elías Hasta ahora nos hemos movido en un concepto que para mí era cómodo, porque me movía en territorios conocidos y sabía a qué atenerme. Pero ahora me pregunto si lo que hacemos, nuestras canciones con las letras de nacho y mis producciones, tienen valor por sí mismas más allá del concepto.
Ignacio Enfrentarte a cosas nuevas es parte de la celebración de la música y nos apetece experimentar, nadie nos lo impide.
Elías Lo que queremos es hacer canciones, aunque buscaremos un concepto que tenga sentido. Mientras tanto, vamos a ver lo que se nos ocurre.
Ignacio Mi forma de enfrentarme a la composición de una canción no ha cambiado, las canciones nuevas han cambiado porque he cambiado yo. Hay canciones del disco en las que no me reconozco porque ya tienen seis o siete años y ahora escribo de otra manera, desde otro lugar.

Entonces realmente lo importante para vosotros es el concepto tras vuestra música, con cuestiones como el sonido y las propias canciones quedando en segundo plano.
Elías Sí, totalmente. Así es como vemos la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. ver
Privacidad