Las mudanzas emocionales de Desastres Naturales

Las mudanzas emocionales de Desastres Naturales

Desastres Naturales, proyecto personal de Jesús Mallo, acaba de publicar su último EP, Cosas que se pierden en las mudanzas.

Fotografía: Eva Sanabria

Los imanes de ciudades en las que no encontraste nada mejor para recordar. Los cargadores de tu antiguo teléfono. Los vasos recopilados de festivales veraniegos. La sartén de las tortillas. Tu colección de cromos Panini. Cartas sueltas de bancos, compañías eléctricas y telefónicas. Incluso un autógrafo de Los Pecos y la edición original de Thriller (esto es real). Todas estas cosas se olvidan mientras una cambia de ubicación, según su dirección postal y el GPS de su dispositivo. Y también según el propio estado emocional.

Jesús Mallo (Allison Falling, Oh! Violet, El Coleccionista, Segunda B) ha publicado Cosas que se pierden en las mudanzas (autoeditado, 2020), último disco de su proyecto personal como Desastres Naturales. Cinco canciones que relatan, cronológicamente, las etapas de una relación sentimental desde su origen hasta el colapso. Cinco canciones que también recorren la vida antes del 2020, los caminos de las casualidades y los pellizcos hormonales y sociales.

Cosas que se pierden en las mudanzas está compuesto por cortes de naturaleza intrínsecamente pop que, además, cohabitan independientes con su propia personalidad. Si «Ardía» se encuentra enmarcada entre la melancolía del pop de antaño y la energía del power pop más instantáneo, «Hormonas» nos sorprende con su intimidad generada por su letra y el grácil punteo de guitarra. Un tema que gana fuerza según avanza su metraje, un músculo que se mantiene firme durante el minuto y medio que dura «Tatuaje», su siguiente canción. Lo bueno si es breve, dos veces bueno. Sus dos últimos cortes esconden dos giros sorprendentes: «Veneno» y el canallismo ilustrado de su rock pegadizo; y «Convencional», un viraje desbocado hacia la electrónica en el que Jesús sigue demostrando su facilidad de palabra para crear letras sencillas (que no simples).

Desastres Naturales no ha inventado la rueda. Ni tampoco lo quiere hacer. Pero el puñado de canciones que conforman Cosas que se pierden en las mudanzas bien merecen una escucha y difusión para que su reinterpretación de la música pop no caiga en saco roto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad