Júlia vuelve a casa

Júlia vuelve a casa

El regreso al hogar es la idea que da forma a Casa, el tercer trabajo de larga duración de las alicantinas Júlia.

Fotografía: Jordi Arques

El hecho de que su discografía se centre en el álbum es uno de los rasgos que contribuyen a evidenciar la solidez de Júlia como proyecto, amén de la importancia del trabajo conceptual existente tras su obra. La última de las piezas de su trío de álbumes —cuatro, si incluimos el trabajo conjunto con Clara Andrés— es el recién publicado Casa (Hidden Track Records, 2021), anticipado a finales del pasado año por el videoclip de «L». Esta canción llegaba después de «Punt vernal», «Celeritats» y «Tòxic», tres sencillos que nos recordaron en años anteriores que el proyecto de Estela Tormo y Lídia Vila continuaba en activo.

Si en Pròxima B (Hidden Track Records, 2017) Júlia había viajado allende nuestra galaxia hasta el planeta del que este disco tomaba su nombre, el nuevo trabajo del dúo se muestra más prosaico ya desde la cercanía de su título. O quizá no, porque el retorno al hogar es un componente necesario de casi cualquier viaje, permitiendo asimilar las experiencias vividas y afirmar que el recorrido ha tenido lugar.

En Casa encontramos una nueva iteración del sonido de Júlia, marcada por una mayor implicación de la banda en el proceso de producción junto a Carasueño —quien ya se encargara de producir Pròxima B—. El carácter intencionalmente lo-fi está quizá menos presente que en trabajos anteriores y el diseño sonoro se nos muestra más pulido ya desde el arranque con «Tradicional», que tras una extensa introducción instrumental con predominio de los sintetizadores desemboca en una excelente canción de pop. El tema termina de manera no abrupta pero sí inesperada, en el momento en el que parece que está a punto de desembocar en un nuevo desarrollo instrumental protagonizado por un crescendo de guitarras eléctricas: este final no hace sino recordarnos la importancia de las voces como eje vertebrador de la propuesta de Júlia, dando sentido a todo el conjunto a través de sus unísonos y armonías. El dream pop presente desde su debut con Nuvolàstic (Malatesta Records, 2015) continúa poblando muchos de los paisajes sonoros de Casa, siendo especialmente visible en una sosegada «Flash» que contrasta con la intención más abiertamente pop de la propia «L» o la contundente base rítmica de «Càmping». Una percusión orgánica a base de samples obtenidos a partir de elementos cotidianos se pone al servicio de la intención casi bossa nova de «Ut», finalizando así a un delicioso trabajo que aporta una saludable dosis de optimismo.

Casa está disponible para su escucha en la mayoría de servicios de streaming, además de poder adquirirse en soporte físico como un disco de vinilo rosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable segundopremio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  piensasolutions.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad