Crucero rumbo a Cabiria

Crucero rumbo a Cabiria

El segundo álbum de Cabiria practica un sincretismo musical cuyas miras están puestas más allá del simple regodeo nostálgico.

Si atendemos al número de sencillos publicados por Cabiria durante los dos últimos años podría parecer que el segundo álbum de la compositora barcelonesa ha sido cocinado a fuego lento sobre los fogones de la pandemia. Hasta seis canciones aparecieron como singles antes de culminar con la publicación de Ciudad de las dos lunas (El Volcán Música, 2021) a finales del pasado mes de mayo. Con este nuevo trabajo el proyecto personal de Eva Valero continúa estando dentro de las márgenes del cajón de sastre del pop de instrumentación electrónica, si bien el italodisco ha pasado a ser de forma confesa la principal inspiración sonora de la propuesta.

De este modo la propuesta de Cabiria cobra una nueva orientación, quizá más festiva pero no por ello exenta de una melancolía emanada de la nostalgia. Junto al italodisco con ecos de Giorgio Moroder encontramos retazos de eurodance y una generosa porción de lounge, además de algún toque de electropop más convencional que termina de dar forma a un álbum orientado al baile, sin que por ello carezca de la profundidad necesaria para ser disfrutado en otros contextos. Con todo, momentos como «Después de media noche» son convertidos por el fraseo staccato de guitarra y el saxofón en la banda sonora perfecta para celebrar un guateque en algún apartamento de la llamada Costa Fleming. Por su parte, las estupendas «Fantasma» o «Si pudieran hablar» se esfuerzan por recrear otros ambientes, resultando muy refrescante encontrar tendencias nostálgicas que no abrazan en exclusiva la década de los ochenta. No obstante, canciones como «Vía Torino» son más evocadoras de aquellos años, coexistiendo además con elementos sonoros que nos transportan a aquella época —como la doble palmada electrónica que suena a lo largo de todo el disco—, De este modo se refuerza la idea de que Ciudad de las dos lunas no es un viaje rumbo a un único destino: más bien se trata de un recorrido con múltiples escalas donde la fiesta permite no pocos espacios para la relajación y hasta para la reflexión.

Además de poderse escuchar en la mayoría de servicios de streaming, Ciudad de las dos lunas está disponible como un disco de vinilo de doce pulgadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad