Ballena + Maenoba en Moby Dick Club

Ballena + Maenoba en Moby Dick Club

La semana pasada continuamos avanzando en nuestra particular normalización de la música en directo, esta vez de la mano de Ballena y Maenoba.

Fotografía: Eva Sanabria

La liturgia de la música en directo tal como la conocíamos hace un par de años continúa regresando y, con ella, la mayoría de elementos que solían formar parte de la experiencia. Incluso los pesadísimos tertulianos cuyo volumen de voz se esfuerza por competir con la amplificación de las salas han finalizado su letargo, haciéndome añorar hasta cierto punto aquella época de conciertos con el público acomodado en precarios patios de butacas ensamblados con sillas de diversa procedencia. Pero el pasado miércoles 3 de noviembre no visité el Moby Dick Club solo para volverme a quejar de la recuperación de esta costumbre, sino para asistir a un programa doble consistente en dos bandas malagueñas, los todavía noveles Maenoba y los más curtidos Ballena.

Lo cierto es que Maenoba solo puede ser descrito como un grupo novel al ser comparado con sus compañeros de escenario de aquella noche. A sus más de dos años de trayectoria hay que añadir la publicación de un primer EP titulado 74 (autoeditado, 2020), que no tardará en tener un sucesor. Los cuatro componentes de la banda tomaron el escenario a unas todavía tempranas nueve y media y tras tomar posiciones comenzaron su actuación con «Okim», un la llamativo tema que cuenta con un adictivo fraseo de bajo que evocaba en mi cabeza «Barbarism Begins at Home», de The Smiths. Curiosamente, el instrumental «Nieve» fue una de las primeras canciones en sonar seguida poco después por «Verdaguer», uno de mis temas favoritos de la banda. Tras «Verdaguer» la banda aprovechó para dedicar su concierto a Georgie Dann —fallecido aquel mismo día—, continuando con una versión de uno de sus referentes declarados: «Incendio suicida», de Rufus T. Firefly. El repertorio fue completado por algunos temas nuevos como «Distancia planetaria» y «Luz», que formarán parte de su próximo trabajo. Para el final Maenoba reservó «Incipiente», que fue su primer sencillo y del que recientemente han publicado una remezcla realizada por Sepúlveda DJ. El cuarteto se despidió, poniendo fin a un concierto de sonido más que correcto y que tras él solo dejó buenas sensaciones.

Maenoba - Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba – Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba - Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba – Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba - Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba – Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba - Fotografía: Eva Sanabria
Maenoba – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

Resulta difícil considerar veterano a un grupo que publicó su primer trabajo en 2017, pero con dos álbumes a sus espaldas y un tercero en el horizonte lo cierto es que Ballena son cualquier cosa menos bisoños. Su afán por ir al grano quedó clara ya desde los primeros instantes, con el cantante presentándose brevemente mientras el baterista entrechocaba sus baquetas las cuatro veces de rigor antes de dar comienzo a su actuación. Aunque no había hecho mis deberes y solo le había dedicado a su música la más somera de las escuchas, para cuando la banda terminó con la referencial «El conjunto» ya había conseguido introducirme por completo en su particular universo. La banda se refirió a «Trío de pedernal» como uno de sus clásicos básicos, sucediéndola con la metamusical «El policía del estilo», «Lolalé», «Taxígrafo» y «Sagres mini», también extraídas de Navarone (Subterfuge Records, 2017). Entre ellas intercalaron una «Dolores» todavía inédita antes de pasar a «Semana ballena», su último sencillo publicado y adelanto del que será su tercer álbum. El concierto llegó a su final con un par de temas procedentes de Odisea Ballena (Subterfuge Records, 2020), terminando a tope de revoluciones con «Torre descontrol» y «La fiesta de Iniesta». Pese a no contar con su teclista —ausente por motivos laborales—, la banda hizo gala de un sonido apabullante en el que destacaron el exquisito gusto de su guitarrista y el imprescindible rol como hilo conductor de su bajista.

Ballena - Fotografía: Eva Sanabria
Ballena – Fotografía: Eva Sanabria
Ballena - Fotografía: Eva Sanabria
Ballena – Fotografía: Eva Sanabria
Ballena - Fotografía: Eva Sanabria
Ballena – Fotografía: Eva Sanabria
Ballena - Fotografía: Eva Sanabria
Ballena – Fotografía: Eva Sanabria
Ballena - Fotografía: Eva Sanabria
Ballena – Fotografía: Eva Sanabria
navigate_before
navigate_next

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad