Sellas: «Le tengo un poco de rabia a los singles»

Sellas: «Le tengo un poco de rabia a los singles»

Hablamos con Carlos Sellas, fundador de la banda que lleva su nombre, acerca de su reciente primer álbum, «Podría ser».

Tu grupo se llama Sellas, pero no parece tratarse de un proyecto personal. ¿Cuál es su naturaleza y el nivel de participación del resto de componentes de la banda?
Vengo de otros proyectos y para mí la música es muy importante a nivel personal, así que no quería tener un proyecto que dependiera demasiado de alguien que, si decidía irse, supusiera el fin del proyecto. Así que no me quedó otra que ponerme a cantar aunque no lo hubiera hecho nunca: pero quería hacerlo y tenía ganas de tirarme a la piscina. Este proyecto es distinto de otros en los que he estado donde el inicio era más comunal. Es claramente algo que comienzo yo con la grabación del EP Dónde estaremos (autoeditado, 2020), donde pido ayuda a unos amigos músicos pero sin que hubiera idea de banda. Incluso busqué un segundo guitarrista que no participó en la grabación y comenzamos a hacer conciertos. Tuvimos la oportunidad de hacer un bolo en julio de 2020 y conseguimos un buen sonido de banda que nos hizo ver que había un proyecto que valía la pena: comprendí que podía haber algo que no fuera solamente mío. Ahora estamos en un momento dulce porque hemos conseguido sacar el proyecto adelante en un momento muy complicado y convertirlo en un grupo.

Sin embargo continúas teniendo más peso en la composición.
Tengo bastante peso porque de momento he hecho todas las canciones. Pero ahora ya comparto con mis compañeros las canciones cuando están en una fase muy inicial, sin darle demasiadas vueltas.

¿Cómo se llega a la decisión de grabar vuestro álbum, Podría ser (autoeditado, 2022)?
Fue un poco a raíz de conocer a Nacho Gamboa, de All Sounds, y plantearme promocionar a la banda a nivel de medios de comunicación. Teníamos grabados los sencillos «El frío» y «Mi pequeño kamikaze», pero la primera idea era lanzarlos cada uno con su vídeo y ver lo que pasaba. Pero el planteamiento fue más profesionalizado y hacer que fueran el anticipo de algo. Por eso la grabación del disco se hizo en dos tramos: primero los sencillos y luego el resto de canciones que completaron el álbum.

¿Y cómo elegisteis finalmente las canciones que serían sencillos?
Cuando eliges un single estás etiquetando a la banda, aunque lo que quieres es que se escuche el disco entero porque tú no eres solo un single o un vídeo. Al elegir dos temas como sencillos queríamos dar dos caras de la banda: una un poco más íntima y emocional —pero con fuerza— que sería «El frío» y otra un poco más fresca y gamberra con «Mi pequeño kamikaze». La diferencia entre estas canciones es algo buscado: por ejemplo, cuando escucho un disco o voy a un concierto me gusta que haya dinámicas, con algunos temas más rápidos y otros más tranquilos. «Círculos secantes» es un tema que nos gusta, aunque es más bailable y se sale un poco del estilo del disco, así que finalmente como tercer sencillo elegimos «Tan especial», que nos parecía más directo. Aunque para tener una visión completa de Sellas habría que escuchar el disco entero.

Sellas - Diego Nistal
Sellas – Fotografía: Diego Nistal

Para mí no vale la pena hacer una canción que no tenga melodía.

«Tan especial» fue la primera de vuestras canciones que escuché y me hice una imagen errónea de la banda que corregí en cuanto escuché el resto de vuestro repertorio de entonces.
Hay una esencia pop en nosotros, pero tenemos una contundencia que nos aproxima al rock, aunque a la hora de componer busquemos la melodía. Para mí no vale la pena hacer una canción que no tenga melodía.

Además el hecho de que utilicéis teclados matiza bastante vuestra propuesta de rock guitarrero.
Coque, nuestro teclista llegó al final del disco con las canciones ya grabadas. Sin embargo tiene la capacidad de añadir pinceladas que crean paisajes realmente aportan a las canciones, llevándolas a un terreno sin las que nos quedaríamos en un pop rock más clásico.

De hecho en el álbum hay influencias más diversas, con alguna melodía de corte incluso folk.
Sí, hay dos temas de ritmo ternario que son «Techo de cristal» y «Armas de destrucción masiva». Va un poco con mi idea de abrir la mente y ver lo que sale. Por ejemplo, me gusta mucho el universo de Antonio Vega, pero aunque el estilo y el sonido no terminan de cuadrar con lo que yo hago, a veces componía con esos ritmos sin darme cuenta. Me parece guay, es una evolución y algo diferente.

A propósito de «Techo de cristal», ¿habéis recibido algún comentario al respecto de vuestro empleo de esa metáfora en un contexto no feminista?
Soy consciente de que se usa principalmente al hablar de la mujer en el ámbito laboral, pero en esta canción lo he usado de manera más universal. No hemos recibido ninguna crítica, simplemente me pareció una metáfora bonita.

Por otra parte, el orden de las canciones en el disco no sigue el patrón usual de colocar los sencillos al frente y dejar el resto de canciones casi a modo de relleno.
La verdad es que yo le tengo un poco de rabia a los singles. Son las canciones que han gozado de una popularidad que no siempre es merecida, porque todas las canciones tienen algo. He pensado el tema del orden poniéndome en la piel de un oyente y me decidí por «Techo de cristal» en lugar de buscar un efecto más inmediato con un un single. La prioridad ha sido que fuera como un viaje, al igual que cuando preparamos el set list de un concierto. Aunque las melodías sean pegadizas el disco no es una colección de singles.

Últimamente parece que muchas de las bandas que vienen de Valencia son dadas al post-punk, ¿cómo se ve esa escena en vuestra ciudad?
Son bandas generacionalmente más jóvenes que nosotros, pero creo que es un reflejo de la situación vital de generaciones que se han visto con perspectivas de trabajo complicadas y con incertidumbre en su futuro, expresándolo musicalmente de esa manera. Pero hay otras bandas que no están haciendo eso: por ejemplo, Amor Butano son muy divertidos y tienen algo.

¿Cuáles son vuestros planes para el futuro?
El 27 de marzo tocaremos en La Casa de la Mar y el 13 de mayo en Loco Club junto con Desayuno, una banda amiga. Íbamos a haber tocado en Madrid el 22 de abril, pero no ha podido ser aunque ya estamos trabajando con la sala para buscar una nueva fecha. Queremos conseguir más fechas y tocar, después de dos años de pandemia queremos relajarnos y presentar el disco con calma porque es el fruto de mucho tiempo y esfuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad