7 libros para quedar fetén en su día

7 libros para quedar fetén en su día

El 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y os dejamos siete ideas para quedar fetén con tu regalo.

Como sabéis, aquí somos más de notas que de renglones, pero eso es sólo una fachada. En el calor de nuestras casas, de los vagones de metro o en la consulta del dentista, consumimos las esperas y nuestro tiempo libre devorando papel y pantalla. E, igual que con la música, lo hacemos con todo tipo de género. El 23 de abril, como espero que sepáis, es el día del libro. Una buena ocasión para regalar esa saga de moda, retomar el hábito de la lectura o dejarse llevar por el cómic más buscado. Para que no os pille en bragas, os dejamos siete ideas para quedar fetén en este especial día.

  • Saga Blackwater (Blackie Books). Sí, Michael McDowell lleva muerto unos cuantos años, pero es que la edición que ha sacado la editorial catalana es una auténtica maravilla. Seis tomos de bolsillo (del de verdad) con unas portadas preciosas (gracias, Pedro Oyarbide) que te meten de lleno en la historia de la familia Caskey. Cincuenta años de luchas matriarcales, planes de supervivencia maquiavélicos y una historia de ricos terratenientes que devorarás sin darte cuenta de que te has pimplado 1.600 páginas por fascículos.
  • Orquesta (Alfaguara). Miqui Otero nos voló la cabeza, precisamente, desde sus publicaciones pasadas en Blackie Books. Tras el éxito de La cápsula del tiempo, Simón y Rayos, el barcelonés nos lleva ahora a Valdeplata, a la noche en que la orquesta sacó a todos sus habitantes del letargo y les dio la libertad de acción. La música es el único nexo de unión entre ellos, una música protagonista que saca las verdades y descubre secretos, nos avisa de nuestro estado y nos permite seguir adelante.
  • Música, sólo música (Maxi-Tusquets). Leer a Haruki Murakami siempre es una buena alternativa. El escritor nipón ha conseguido que la «lectura fácil» sea premiada con el Nobel y, precisamente, esa manera innata de hacer que las historias fluyan está al día en este volumen que, más que un libro, es una conversación escrita. Murakami y su amigo Seiji Ozawa (director de orquesta recientemente fallecido) nos ilustran sobre jazz y clásicos modernos. Una delicia.
  • PintorAs (Paidós). Sara Rubayo (cuña publicitaria gratuita: El condensador de fluzo en La2, merece la pena) y Ana Gállego unen manos e investigaciones en un proyecto tan ambicioso como necesario: sacar a todas las mujeres vinculadas con el arte desde el inicio de los tiempos. Igual que ocurre con las pinturas murales, hay que rascar para encontrar ejemplos durante períodos como la Edad Media, pero haberlas haylas. Por el momento, cuentan con dos volúmenes publicados: Del siglo VI a.C. al XVII y Siglo XVIII.
  • Macrofestivales. El agujero negro de la música (Ediciones Península). Aunque casualmente alguno cae, bien sabéis que aquí somos más de sala. De mantener el músculo de la industria cuando la lluvia arrecia. El conocido periodista Nando Cruz nos lleva de la mano por los entresijos de los festivales, ese lado opaco que no se ve con facilidad entre coloques y brillantina. Todos quieren uno, todos quieren estar ahí, pero todos se están pegando un tiro en el pie.
  • Funk Investigators (Colectivo Bruxista). Estamos ante una obra que podría caer en manos de cualquier guionista norteamericano y convertirla en la próxima joya del celuloide. Pero no. Se trata de la historia de Alberto Zanini quien, en 2014 se queda sin trabajo, con una situación personal complicada, y encuentra la salvación en la música soul. Tanto que una antigua grabación le hace viajar a Detroit y buscar los orígenes de Lee Dowell y, por tanto, de la música popular afroamericana del siglo XX.
  • Blacksad (Norma Editorial). De momento, al completo. ¿A quién no le gustan las historias de detectives?¿Quién no ha querido subirse en un taxi y perseguir a un archienemigo? Juanjo Guarnido (a los lápices) y Juan Díaz Canales (a las letras) nos llevan encandilando desde el año 2000 con los casos de John Blacksad, gato antropomorfo, en los inicios de la Guerra Fría. Antiguas amantes, sociedades racistas o chanchullos políticos a todo color. Por si alguien tiene ganas de más, cuenta con un videojuego propio.

BLACKSAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: segundopremio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a piensasolutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. ver
Privacidad